actualizado: 31 Mar 2020

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

La Junta modificará la Ley del Juego en Castilla y León para incluir los cambios sociales y tecnológicos

La Junta modificará la Ley del Juego de Castilla y León con el fin de aumentar el personal destinado a la inspección de locales». Así lo afirmó ayer en Aranda de Duero el consejero de la Presidencia del Gobierno regional, Ángel Ibáñez, en la inauguración del XVI Congreso del Juego de Castilla y León que hasta hoy se celebra bajo la temática del ‘juego responsable’, y con ponencias y mesas redondas con profesionales del sector, medios de comunicación, organismos regulatorios y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado como ponentes, con el fin de analizar los cambios en el sector.

Así, Ibáñez aseguró que «se atenderá a los cambios habidos desde el punto de vista social y tecnológico», actualizando así esta ley contando siempre contando con el sector y con las asociaciones», aseguró en su intervención recogida por Ical, en la que estuvo acompañado por la alcaldesa de Aranda, Raquel González.

Remarcó por ello este congreso como una de las primeras medidas tomadas por la Junta con respecto a la regulación del juego en la región, «ya que estamos perfectamente implicados con el juego responsable, y en hacer a la sociedad consciente de que los últimos avances sociales y tecnológicos están generando situaciones preocupantes en algún caso». Situación en la que «no se trata de demonizar al sector sino para que sepamos adaptarnos a las nuevas circunstancias», argumentó.

Y abogó por «contar con más y mejores recursos destinados a un control efectivo dentro de la actividad», con lo que avanzó que en la próxima aprobación de las estructuras de las consejerías «se potenciarán los recursos humanos, que puedan mejorar todas esas actuaciones que debe desarrollar la Junta».

Puntualizó además, que ante los anuncios de otras comunidades sobre el cese inmediato de licencias, «no tiene por qué pasar en Castilla y León, puesto que ya tiene reguladas las distancias a los centros escolares -mínimo de 100 metros de éstos- y entre establecimientos de similares características, con 300 metros», comentó, remarcando cómo la región «ya hizo su tarea hace tiempo por lo que siempre ha sido responsable en esta materia y lo va a seguir siendo, contando además con el sector y las asociaciones», incidió.

Ante la insistencia de los medios sobre el posible endurecimiento de condiciones para estos locales, señaló que «hay que tener en cuenta que en el sector que hay en Castilla y León, los espacios físicos para el juego presencial es donde quizá no está habiendo tantos problemas», opinó.

Y es que, como recordó, «los jóvenes tienen acceso a modalidades de juegos y apuestas a través del móvil cuya regulación no compete a la Junta, por lo que instaremos para que sí se regulen desde el ámbito estatal», avanzó, «así como el tema de la publicidad, que puede ser agresiva

Por otro lado, Ibáñez dio cuenta de la importancia que tiene la actividad del juego en la región, «donde se encuentra muy consolidada, además de ser pionera en la celebración de eventos como el presente congreso en el que participan activamente los diferentes subsectores del juego», destacó, «frente a otras comunidades donde lo habitual son a veces jornadas, ferias y actividades de tipo menor», afirmó.

Así, cifró en más de 450 empresas de este sector las que operan en la región, «que generan más de 2.000 puestos de trabajo directos más los indirectos que pueden estar alrededor», agregó, dando lugar a un impacto económico de más de 70 millones de euros para las arcas». Por lo tanto -subrayó- «se trata de un sector del que hay que valorar la importancia que tiene desde el punto de vista económico y de dinamización del empleo», defendió.

De forma paralela reiteró el compromiso de la Administración regional con la responsabilidad, señalando que estas jornadas «abordan la perspectiva del juego desde un punto de vista responsable, como cualquier actividad humana». A la vez que «somos sensibles a aquellos sectores que se ven afectados desde un punto de vista negativo por los efectos que puede tener el juego», mostrando también su compromiso «para poder paliar a través de distintos planes circunstancias y efectos negativos que se dan en jugadores, como puede ser la ludopatía».

De forma paralela a la inauguración del congreso, un grupo de vecinos y miembros de Izquierda Unida (IU) Aranda participaron en una concentración organizada en la puerta del evento contra las casas de apuestas, solicitando mayor control de la ya excesiva presencia de estos establecimientos en la localidad.

Fuente: elcorreodeburgos.com

Etiquetada bajo