El Ayuntamiento admite que la cantidad reclamada a la nueva sede del casino en Pozos Dulces, que supera el millón de euros, es «desorbitada».

El Casino Bahía de Cádiz quería abrir un nuevo local cerca de la glorieta de Pozos Dulces de El Puerto de Santa María después de la flexibilización de la norma que, ahora sí, permite abrir un establecimiento de este tipo en el casco urbano de la localidad. Sin embargo, su pretensión se ha encontrado con un escollo inesperado.

El Ayuntamiento, gobernado por PSOE e IU, le pide 1’3 millones de euros, sólo en concepto de licencia de apertura.

La empresa gestora del casino se dirigió al Ayuntamiento de El Puerto tras recibir el importe de la tasa por licencia de apertura: 1’3 millones de euros, pensando que se trataba de un error.

La empresa gestora del casino se dirigió al Ayuntamiento de El Puerto tras recibir el importe de la tasa por licencia de apertura: 1’3 millones de euros, pensando que se trataba de un error, que se habían colado algunos ceros de más. Pero, tras varias comprobaciones, resultó que la desorbitada cantidad era correcta. La normativa municipal fija esta cantidad al confluir en este caso los costes más altos fijados por varios conceptos: cantidad de energía, superficie del local, ubicación o número de calles con las que linda.

Es la primera ocasión en que se pone de manifiesto el defecto del sistema, según ha explicado a Radio Cádiz el alcalde, David de la Encina, quien ha reconocido lo «disparatado» del pago. De hecho, esta tasa ha frenado la apertura de las nuevas dependencias del Casino.

Fuente: cadenaser.com