La Unidad de Policía adscrita a la Junta de Andalucía, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, ha desmantelado un bingo ilegal en una asociación de la localidad gaditana de Villamartín donde han sido requisados 2.827 cartones utilizados para el desarrollo de un juego para el que sus responsables carecían de autorización. Según ha indicado la Delegación en el momento de la intervención policial había 67 personas jugando al bingo en un local de 90 metros cuadrados de superficie situado en la calle Nueva de Villamartín, en el que solo quedaban dos sillas libres para completar el aforo.

Durante la actuación se intervino el ordenador portátil desde donde se realizaba el juego, instalado en una mesa de control y conectado a dos pantallas de televisión de 47 pulgadas y una megafonía. El precio del cartón de este bingo ilegal llegaba a alcanzar en algunos casos los dos euros por unidad.

Cabe destacar que esta asociación venía desarrollando estas partidas de bingos los domingos entre las 18:00 horas y las 05:00 horas y se tiene constancia de que lo venía realizando desde hace unos seis meses.

Se da también la circunstancia de que en esta misma localidad ya fueron denunciados anteriormente dos bingos no autorizados, uno el pasado mes de marzo que realizaba las partidas en la sede de una asociación situada en la calle Granja San Juan, y otro en el mes de octubre en una asociación en la calle Camino de Bornos.

La Junta ha recordado que el juego es una actividad «regulada» por Ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa. Los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego perjudican a los establecimientos que sí cumplen la legislación, y constituyen una vulneración de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener estos locales.

Vigilancia y prevención

Además de las intervenciones en los momentos en los que se están desarrollando actividades de juego ilegal, tanto la Policía adscrita a la Junta como los inspectores de la delegación territorial de la Junta realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito, ha indicado hoy en un comunicado.

En esta labor disuasoria, los agentes ofrecen información de su ilegalidad a quienes organizan estas apuestas y también a quienes pretenden participar en ellas desconociendo, en muchas ocasiones, la legislación vigente en la materia.

Esta campaña de control de las actividades de bingo sin autorización se viene desarrollando por la Unidad de Policía adscrita a la Junta en base al plan de inspección de la dirección general de Financiación, Tributos y Juego de la Consejería de Justicia e Interior.

Fuente: sevilla.abc.es