Andalucía
Imagen de cartones de bingo ilegal incautados en Andalucía

La Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha levantado «un total de 1.622 denuncias por presuntas infracciones relacionadas con el juego ilegal en la provincia de Córdoba durante 2016″, según el balance de las actuaciones de esta unidad policial dependiente de la Consejería de Justicia e Interior.

Así lo ha destacado, en declaraciones a Europa Press, la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Rafi Crespín, quien ha explicado que, «entre las infracciones más comunes, destacan 677 por incumplir las medidas de seguridad, 232 por no contar con seguro obligatorio, 172 por carecer de impresos de quejas y reclamaciones, 120 por carecer de licencia o autorización, la misma cantidad por incumplimiento de la Ley Antitabaco, y 105 por no presentar los documentos obligatorios».

Estas intervenciones, según ha detallado Crespín, «se han llevado a cabo como consecuencia de las 605 inspecciones realizadas por los agentes adscritos a la comunidad autónoma» en la provincia, donde, además, «se han inspeccionado 316 máquinas recreativas, se han impuesto un total de cuatro denuncias y una ha sido precintada».

BINGOS Y LOTERÍAS ILEGALES

Igualmente, los agentes adscritos a la Policía de la Junta de Andalucía han intervenido durante el pasado año un total de 1.195 boletos y cartones de bingos y de lotería ilegal, y han redactado 25 informes y decomisado 316 euros, mediante el levantamiento de 163 actas.

En este punto, la delegada del Gobierno andaluz ha recordado que «el juego es una actividad regulada por ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa», de forma que «los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego perjudican a los establecimientos y entidades que sí cumplen la legislación y suponen un menoscabo al erario público, ya que no abonan las tasas e impuestos correspondientes».

Por último, Crespín ha señalado que, «además de estas intervenciones, tanto la Policía adscrita, como los inspectores de la Junta, realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito» y, «como parte de esta labor disuasoria, ofrecen información de la normativa vigente y de las repercusiones que acarrea su incumplimiento».

Fuente: diariocordoba.com