actualizado: 1 Jul 2022

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

La tecnología más potente para evitar amaños deportivos tiene sello español

El fraude deportivo es un delito que no solo beneficia a unos pocos, sino que mancha el nombre de cualquier deporte. Con el objetivo de que este tipo de situaciones no se den o que si se producen se detecten lo antes posible, LaLiga ha desarrollado la herramienta más potente para detectar posibles amaños en el ámbito de las apuestas.

«La corrupción deportiva se viene fraguando desde hace años no solo en España sino a nivel internacional. No obstante, desde hace varios años LaLiga ha estado desarrollando un modelo de integridad para proteger el fútbol español«, señala Iñaki Arbea, responsable del área de Integridad de LaLiga. Además de la formación de los jugadores en torno a la corrupción deportiva, uno de los elementos más importantes es «la detección de amaños de apuestas». Para lograrlo, monitorizan tanto a nivel nacional como internacional todos los eventos relacionados con el fútbol español.

Es en este punto donde entra en juego Tyche 3.0, una tecnología que, a través de algoritmos de machine learning e inteligencia artificial, examina en tiempo real todos los partidos sobre los que existen apuestas deportivas, analizando 40 casas de apuestas del mundo. Gracias a una gran base histórica, el sistema puede generar sus propias estadísticas y previsiones, que le permiten anticipar qué cuotas van a fijar las casas de apuestas.

Cuando una cuota sube o baja de forma muy marcada y sin motivo aparente que lo justifique, salta la alarma. Es entonces cuando un analista investiga a qué puede deberse esa anomalía. Si no encuentra una causa, lo eleva a un responsable, quien a su vez decidirá si debe comunicarlo a la Policía o a la DGOJ.

Esta tecnología, como indica Rafael Zambrano, responsable de Data Science de LaLiga Tech, la filial tecnológica de LaLiga, puede analizar «entre 30.000 y 100.000 elementos dependiendo del partido». Para hacerlo, el software integra la información tanto previa a los partidos (como puede ser cuán goleadores son los equipos), como durante ellos, cuando es más probable identificar esta clase movimientos fraudulentos.

Por otro lado, «cuando ha habido una gran diferencia entre la predicción y la realidad no siempre es debido a un delito. Puede ocurrir que en un encuentro, por ejemplo, se lesionen tres jugadores, lo que indudablemente afectará a las apuestas que se hagan sobre el resultado del mismo. Por tanto, la tecnología también va aprendiendo de estos «falsos positivos» para mejorar sus predicciones», recalca el responsable de Data Science.

A este respecto, la gestora del fútbol profesional español es la única del mundo que cuenta con esta herramienta desarrollada internamente, lo que la convierte en puntera y vanguardista. Y es que LaLiga es mucho más que fútbol. El importante proceso de digitalización que está acometiendo el organismo le ha convertido en una auténtica empresa tecnológica.

En este sentido, «el modelo está entrenado para analizar las cuotas del fútbol, pero se podría aplicar a cualquier otro deporte y competición. De hecho, LaLiga Tech estudia la posibilidad de exportar esta tecnología a otras ligas de fútbol», destaca Zambrano.

Los ojos de Tyche 3.0

En su objetivo de acabar con el fraude en las apuestas deportivas, LaLiga no solo se fía a la tecnología. En aquellos partidos que se consideran más sensibles, se cuenta con la figura del oficial de integridad, que acude a los encuentros de manera presencial. «Son personas con gran expertise en el mundo del deporte y, concretamente del fútbol, que están en permanente contacto con los analistas de los mercados de apuestas. De este modo, cualquier comportamiento, circunstancia o actitud que atisban que puede ser indiciaria de atentar contra la integridad de la competición lo comunican», explica Arbea.

Otra de las herramientas más importantes a la hora de enfrentar esta problemática es la formación de los propios jugadores. Estos asisten a talleres de integridad al menos una vez por temporada. El objetivo es que entiendan los riesgos y las consecuencias legales de amañar un partido en España, así como los mecanismos de detección e investigación que utilizan en LaLiga para evitarlo.

Asimismo, se les informa de que las apuestas deportivas, el intercambio de información privilegiada y la aceptación de primas de terceros también están prohibidos y conllevan sanciones severas. A este respecto, el amaño de partidos puede acarrear penas de prisión de hasta cuatro años en España, así como prohibiciones deportivas.

Se han realizado 138 talleres con más de 3.500 asistentes, tanto jugadores como cuerpo técnico. Así, 42 formaciones se han impartido en el ámbito del fútbol profesional, 36 entre equipos filiales de primera y segunda división RFEF y 60 a otros equipos.

Las alertas caen un 67%

El trabajo que están realizando organismos como LaLiga en la lucha contra esta actividad delictiva está dando sus frutos. Si en la temporada 2017/18 se produjeron 39 alarmas, este año solo ha habido 13, es decir, un 67% menos.

En total, solo esta temporada se han escudriñado 7.809 partidos entre LaLiga Santander, LaLiga SmartBank, primera, segunda y tercera RFEF (que han representado el 52% de los encuentros analizados), Primera División Femenina, fútbol juvenil y otras competiciones y partidos amistosos.

Si bien es muy difícil llegar al riesgo cero, Tyche 3.0 sitúa a LaLiga en una posición inmejorable para erradicar la corrupción en la competición. «En general, podemos decir que el fútbol español está sano porque cada año tenemos menos alarmas», reconoce el responsable del área de Integridad de LaLiga.

Fuente: eleconomista.es

 

 

Etiquetada bajo