Seminolas

La tribu Seminole de Florida y el gobernador Rick Scott llegaron a un acuerdo sobre la exclusividad de la tribu para la oferta de blackjack dentro de las fronteras del estado.

Esto sucede más de un mes después de que la Legislatura no fuera capaz de resolver una disputa de dos años con los representantes tribales.

La reunión se llevó a cabo en la oficina del gobernador y según los medios de comunicación locales, ningún miembro del Senado o miembros de la Cámara de Representantes participaron en ella.

Bajo el nuevo acuerdo, la Tribu Seminole podrá seguir ofreciendo juegos de cartas con banca de forma exclusiva en sus casinos hasta 2030. A cambio, deberá efectuar unos pagos mensuales al estado. El nuevo acuerdo permitirá a Florida recaudar $220 millones de forma inmediata. La tribu también aportará otros $120 millones en el próximo año.

El acuerdo se produce como una extensión al convenio sobre el juego entre los representantes tribales y el estado de 2010. Bajo dicho convenio, a los seminoles se les concedió la exclusividad del blackjack por un período de cinco años a cambio de $1,000 millones en pagos al estado.

La tribu siguió ofreciendo blackjack en sus casinos incluso después de que en julio de 2015 expirara el acuerdo. Los representantes de la tribu afirmaron que Florida había violado su parte del acuerdo permitiendo que los pari mutuels estatales ofrecieran los llamados juegos con banca.

Según el acuerdo firmado ayer por la noche por el gobernador Scott y los representantes tribales, los reguladores estatales del juego adoptarán un enfoque “agresivo” contra la provisión de tales juegos en casinos no tribales y otras instalaciones destinadas a juegos de azar.

La sesión legislativa de Florida terminó en mayo sin que se llegara a un acuerdo entre la tribu y la Legislatura, aunque ambas partes invirtieron mucho tiempo y esfuerzo en los múltiples intentos de alcanzar un consenso. Durante las sesiones de este año, se presentaron dos proyectos de ley centrados en el juego, uno en la Cámara y el otro en el Senado.

La legislación del Senado exigía una expansión masiva del juego a nivel estatal, mientras que la pieza de la Cámara adoptaba un enfoque más conservador. Ambos proyectos de ley contenían disposiciones que proponían posibles soluciones a la cuestión de los casinos tribales, pero los representantes tribales no encontraron ninguna propuesta lo suficientemente buena.

A los legisladores de la Cámara y del Senado le resultó difícil encontrar el equilibrio para dibujar lo que sería mejor para la industria del juego del estado, por lo que ambos esfuerzos legislativos murieron en la Legislatura antes del final de la sesión.

Como parte del acuerdo, Florida tendrá que retirar un contraproyecto que presentó a principios de 2017, alegando que no se había violado el pacto de 2010 al permitir a los pari mutuels ofrecer juegos con banca.

La demanda vino como respuesta a un escrito presentado por la tribu Seminole en relación con el acuerdo de exclusividad de cinco años del blackjack. A finales del año pasado, el juez de distrito Robert Hinkle se puso de parte de la tribu, afirmando que los reguladores estatales del juego habían violado la disposición de exclusividad.

Fuente: casinonewsdaily.es