En una primera fase y como medida de control, las apuestas deportivas presenciales sólo se van a permitir en los locales de juego ya autorizados, como son bingos, salones y casinos. Así lo ha explicado el Gobierno regional que acaba de aprobar el decreto que regula estas nuevas apuestas en Cantabria y que cubre un vacío legal.

No obstante, también se contemplan apuestas de carácter tradicional, como las que se realizan anualmente en el Palacio de La Magdalena en torno al Concurso de Saltos Hípicos, para las que se establece un régimen especial siempre y cuando se sigan desarrollando con el mismo carácter.

El reglamento regula las apuestas con una finalidad integradora y permitirá apostar sobre una gran variedad de acontecimientos y eventos, pero también prohíbe expresamente aquellas que puedan atentar contra derechos fundamentales o que tengan carácter político o religioso.

El Gobierno de Cantabria, a través de la consejería de Presidencia, ha aprobado el nuevo reglamento que se había solicitado desde la Asociación Cántabra de Empresas Operadoras de Máquinas Recreativas. El Ejecutivo destaca que la importancia del nuevo decreto al colocar a las empresas operadoras de máquinas recreativas «al mismo nivel de juego que el desarrollado en la mayor parte de las comunidades autónomas«. El objetivo es que esta implementación de las apuestas deportivas constituya un «revulsivo» que ayude a enderezar «el declive que en los últimos años estaba experimentando todo el sector de juego y en especial el del recreativo«.

El presidente de la Asociación Cántabra de Empresas Operadoras de máquinas recreativas ha agradecido a los responsables de la Consejería de Presidencia sus «esfuerzos e implicación» para que el decreto para regular las apuestas deportivas se aprobara «lo antes posible».

Fuente: eldiariomontanes.es