Según el prestigioso medio deportivo ESPN, Counter-Strike: Global Offensive habría movido alrededor de 5.000 millones de dólares en términos de apuestas en 2016.

Un negocio lucrativo y peligroso

A través de un estudio realizado por las consultoras Eilers & Krejcik Gaming y Narus Advisors, se ha llegado a la conclusión del lucrativo negocio de apuestas surgido alrededor del juego de Valve. La cifra, aunque puede parecer desorbitada, provendría de apuestas realizadas en carácter de encuentros de eSports en un 40%, mientras que los porcentajes restantes vendrían condicionados por los llamadas apuestas de skins y ruletas -algunas de ellas, ilegales-.

No obstante, el año pasado asistimos a una trama de apuestas ilegales en Counter-Strike: Global Offensive, de la que ya os dimos buena cuenta en Vandal. ¿Cómo se puede apostar un skin y acabar convirtiéndolo en dinero real?

En la economía de las apuestas en los eSports, los skins son como fichas de casino que tienen un valor monetario fuera del juego, porque siguiendo los consejos adecuados, estas se pueden convertir en dinero real y acabar siendo utilizadas para apuestas ilegales. Además, la poca regulación en cuestiones de edad -algunos sitios de terceros relacionados con Counter-Strike: Global Offensive no tienen restricción a los menores-, permitiría que los usuarios menores de edad realicen apuestas, fomentando según algunos estudios la ludopatía. Varios youtubers se vieron involucrados, llegando incluso a afrontar varias demandas en países como Reino Unido.

Fuente: vandal.net