Las autoridades chinas informaron que han desmantelado una red ilegal juego valorada en varios millones de dólares que involucra apuestas ilegales de gran cuantía llevadas a cabo a través de WeChat, la red social más popular del país. Según la Policía Judicial de China, por lo menos siete personas estuvieron involucradas en el ingenioso plan con actividades de juego de bacará no autorizadas en la red social.

Los siete sospechosos gestionaron actividades ilegales de juego en la provincia china de Zhejiang y pudieron realizar apuestas en nombre de jugadores del continente en las mesas de bacará de diferentes casinos físicos de Macao. Este sistema permitió que los defraudadores generaran hasta $1.3 millones en marzo de 2017.

Los estafadores hicieron uso de lo que se conoce como “apuestas laterales” y utilizaron el servicio WeChat Hongbao para llevar a cabo su plan. El servicio de Hongbao se lanzó por primera vez en 2014 en el Festival de la Primavera China. El objetivo era digitalizar la amplia tradición china de dar a familiares y amigos los llamados “sobres rojos” que contienen dinero en juegos de azar. El servicio permite a las personas enviar créditos virtuales entre sí.

Los sobres rojos digitalizados pronto ganaron mucha popularidad entre los residentes chinos debido a la inmensa comodidad que ofrecen. Las estadísticas indican que los residentes chinos intercambian miles de millones de sobres rojos, especialmente durante determinadas épocas del año, como el mencionado Festival de la Primavera en febrero.

Los usuarios del servicio WeChat Hongbao tienen la opción de intercambiar sus sobres rojos con grupos específicos de personas, mientras que la cantidad total de los créditos virtuales enviados es aleatoria. Esto quiere decir que los usuarios pueden enviar grandes cantidades de dinero a miembros específicos del grupo, mientras que otros reciben menos.

Al parecer, hubo individuos con malas intenciones, que decidieron beneficiarse de la distribución aleatoria de la función para fomentar actividades ilegales de juego y organizar botes de lotería no autorizados. Sin embargo, el sistema también evolucionó en apuestas laterales que es otro método de operar juegos de azar ilegales a través de WeChat, sistema de apuestas que ha afectado a los reguladores de juegos de azar durante los últimos años.

Los estafadores ya no necesitaban transmitir de formar verbal los resultados en las salas VIP del casino a través de sus dispositivos móviles que era lo que tenían que hacer antes de la introducción de WeChat. Las apuestas eran realizadas y los resultados revelados en tiempo real en la red social. Según los informes, a los jugadores se les proporcionaba alrededor de un minuto para realizar sus apuestas que, normalmente comenzaban desde HK$300 y podían alcanzar cantidades “ilimitadas”.

Las autoridades chinas revelaron que no fueron capaces de identificar de inmediato qué establecimientos de juegos de azar y salas VIP estaban inicialmente involucradas en el sofisticado plan. El informe publicó que alrededor de cuarenta clientes pudieron realizar sus apuestas en el continente donde el juego es ilegal. Dos o tres personas involucradas en el sistema realizaban sus apuestas en las mesas de bacará en nombre de los jugadores y compartían los resultados de cada mano utilizando la red social.

Tam Wend Keong, portavoz de la Policía Judicial, reveló que algunos de los sospechosos manejaban la contabilidad a través de sus computadoras y controlaban las apuestas de sus cómplices en las instalaciones de juego. Otros miembros del equipo se encargaban de recibir las apuestas de los miembros del grupo WeChat. Se cree que los estafadores se beneficiaban principalmente de las comisiones que cobraban a los jugadores, así como de las apuestas con cobertura. Las autoridades creen que el grupo había estado operando por lo menos un mes antes de que su sistema finalmente se viniera abajo.

Esta no es la primera vez que las autoridades chinas arrestan a estafadores por gestionar ilegalmente sistemas de juego a través de la plataforma social. En febrero, la prensa local informó que agentes de la policía arrestaron a dos individuos, quienes fueron acusados de gestionar un “den” ilegal de juego a través de WeChat.

Los acusados fueron un hombre y su novia que respondían a los nombres de Meng y Hu, respectivamente. Según los informes, la pareja había generado US$7,270 antes de que finalmente fueran detenidos por las autoridades.

Fuente: casinonewsdaily.es