Salón
Salón de Juegos y apuestas

Saldan los atrasos en el pago al fisco por la falta de normativa -La recaudación por el juego recupera cifras de 2010 y supera los 60 millones

El auge de las apuestas deportivas y la solución de los problemas legales para recaudar las tasas públicas a los seis operadores autorizados en Galicia han permitido ingresar a la Xunta 7,2 millones de euros, lejos de la cifra que esperaba lograr cuando en 2012 reguló por primera vez esta actividad económica.

En el año 2013 se concedió la primera de las licencias para explotar una actividad económica hasta entonces inédita en Galicia y sometida a la tasa fiscal autonómica correspondiente. Sin embargo, no fue hasta el verano de dos años después cuando la Xunta reguló la fórmula de pago y otros detalles, vacío que había permitido a las citadas empresas no abonar un euro al fisco gallego hasta entonces. La norma preveía el cobro de los retrasos con un calendario y ahora ya existe un primer balance.

La Consellería de Facenda ingresó 1,8 millones de euros en 2015 correspondiente a los ejercicios de 2013 y 2014, mientras que el año pasado la cifra sumó 5,4, incluyendo 2015 y casi todo 2016.

Cuando le abrió la puerta a las apuestas deportivas, la Xunta calculó que podría ingresar 2,5 millones el primer año y una media de cinco a partir de entonces, por lo que la cifra final se queda 10 millones por debajo de las expectativas, a pesar de la explosión de esta modalidad recreativa.

Tanto impacto ha generado que el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo decidió, menos de tres años después de regular esta actividad, ceder a la demanda del sector y ampliar el máximo de terminales que se pueden instalar en locales de hostelería: de 2.000 a 3.600. Además, en las cuentas para el presente ejercicio incluyó otra modificación legal para ampliar el campo de apuestas a los eventos extradeportivos, como, por ejemplo, el ganador de un programa televisivo. El desarrollo legal de este cambio está pendiente de concretarse.

En cuanto a la recaudación total del sector del juego, las arcas de la Xunta superan por primera vez desde 2010 la barrera de los 60 millones. Los operadores tradicionales -tragaperras, bingos, etc- se quejaban de la caída de ingresos durante la crisis económica y de la competencia de internet. El año pasado, Facenda logró 62,5 millones.

Fuente: farodevigo.es