Rishi Sunak

La Policía Metropolitana de Reino Unido ha anunciado la apertura de una investigación sobre al menos siete agentes para determinar si pudieron servirse de información privilegiada para apostar sobre la fecha de las elecciones legislativas, que finalmente tendrán lugar la próxima semana.

Las investigaciones por apuestas sobre las elecciones en Reino Unido, con políticos
incluidos, salpican a siete agentes Un escolta de Rishi Sunak fue detenido hace unas semanas por este motivo, y miembros de su equipo, investigados.

La Policía colabora en estas pesquisas con la Comisión del Juego, ante la posibilidad de que algún funcionario –sea un miembro de las fuerzas de seguridad o un político– pueda haber cometido algún delito vinculado a su cargo particular.

«Un pequeño número de casos» sobre el que trabaja ahora Scotland Yard.

El pasado 17 de junio ya fue detenido un policía vinculado a los servicios de protección de
autoridades y, desde entonces, otros seis agentes más han sido identificados por haber hecho apuestas. La Policía no ha aclarado detalles de estas transacciones, por lo que no se sabe el dinero movido.

También estuvo implicado hace unas semanas el asesor Craig Williams, que reconoció haber apostado que las elecciones serían en julio y reconoció el error, al tiempo que poco después la investigación se amplió a otros miembros, como el de Saunders, que trabaja para los ‘tories’ desde el año 2015 y aspira a entrar en la Cámara de los Comunes por la circunscripción de Bristol Noroeste.

Saunders está casada con un alto cargo del núcleo electoral del partido, que también está
señalado por su supuesta implicación, aunque se encuentra ahora de baja.

El escándalo ha causado especial eco en el Partido Conservador, señalado desde un inicio, pero el primer ministro, Rishi Sunak, responsable precisamente de concretar el adelanto electoral, ha evitado valorar las últimas informaciones de la Policía y se ha limitado a reiterar su «enfado» por lo que ya se sabe, informa la BBC.

El ‘premier’ ha enfatizado que si alguien ha violado la ley debe rendir cuentas, a una semana de que los británicos acudan a las urnas para elegir a los miembros de la Cámara de los Comunes y, por extensión, el futuro Gobierno. El Partido Laborista figura como claro favorito en estos comicios.