La Conselleria de Mobilitat i Habitatge ha informado a la Federació d’Associacions de Pares i Mares (FAPA) de Mallorca que, en las nuevas concesiones de transporte público interurbano, los autobuses no podrán llevar publicidad relativa a juegos de azar y apuestas.

En un escrito dirigido a la FAPA por el director general de Mobilitat i Transport Terrestre, Jaume Mateu, se informa igualmente de que, en los vehículos de las futuras empresas concesionarias, también estará prohibida «la publicidad de productos o servicios susceptibles de generar riesgos para la salud o la seguridad de las personas, servicios eróticos o sexuales, tabaco, bebidas alcohólicas y partidos políticos».

Todo ello viene a raíz de una protesta de la FAPA, reflejada por Ultima Hora el pasado domingo, por la presencia de publicidad de juegos on line y apuestas deportivas en los autobuses del transporte público interurbano y de una petición a la Conselleria de Mobilitat sobre los criterios para aceptar este tipo de propaganda, principalmente por su visibilidad ante los menores.

En su escrito, Jaume Mateu, aclara que, hasta ahora, el Consorci de Transports de Mallorca, dependiente de la Conselleria de Mobilitat, no se ocupaba de la comercialización de los espacios publicitarios en los autobuses, pues son propiedad de las empresas concesionarias y éstas se encargan de su gestión. En este sentido, las Administraciones competentes para su regulación son la Dirección General de Ordenación del Juego, del Ministerio de Hacienda, y la Direcció General de Comerç, de la Conselleria de Transició Energètica i Sectors Productius.

Sin embargo, el director general comunica que, en las nuevas concesiones, que entrarán en funcionamiento en 2020, también se regulará la publicidad que podrán difundir los vehículos, dando lugar a las citadas prohibiciones.

Asimismo, no se admitirá publicidad que atente contra la dignidad de la persona o que vulnere los derechos reconocidos en la Constitución, o que pueda ser considerada vejatoria, ofensiva o discriminatoria con colectivos sociales específicos.

Fuente: ultimahora.es