Rusutsu Resort Hokkaido

Un desarrollador de resorts japonés está planeando adentrarse en la carrera por una de las dos licencias de casino que se espera que el gobierno del país otorgue como resultado de la legalización del juego de casino del año pasado.

Kamori Kanko, una compañía privada de turismo de Hokkaido, anunció a finales de la semana pasada que firmó un acuerdo de asociación con el desarrollador Niseko Alpine Developments para la remodelación y expansión del Rusutsu Resort en Hokkaido.

El complejo multifuncional se someterá a una remodelación que consistirá en varias fases y su remodelación y expansión incluirá la adición de instalaciones de alojamiento y hostelería, campos de golf, telesillas, un parque temático y numerosas opciones de entretenimiento.

Se estima que la primera fase del ambicioso proyecto costará alrededor de $200 millones. Los desarrolladores explicaron que se presentarán más fases en algún momento del próximo año. El lanzamiento inicial incluye un hotel Vale Rusutsu con spa. Se espera que el próximo año se presenten instalaciones minoristas y de entretenimiento. Se invertirá en el plan de desarrollo la cantidad total de $500 millones.

Los desarrolladores dijeron la semana pasada en un comunicado que planean añadir instalaciones “innovadoras” tanto a nivel regional como nacional.

También señalaron que su proyecto contiene una “fuerte plataforma de ofertas” para las licencias de los casinos que se espera sean otorgadas el próximo año por la Diet japonesa. Kamori Kanko se une así a varios desarrolladores internacionales de casinos, incluyendo Hard Rock International, Las Vegas Sands, Genting Group y Melco Resorts & Entertainment, en la carrera por la oportunidad de operar un centro de juego en Japón.

El naciente mercado de los casinos en Japón y su potencial

La ley de casinos de Japón ha estado en continuo desarrollo por más de una década. A finales del año pasado, el gobierno del país finalmente completó el primero de los dos procesos para la legalización de los casinos, cuando aprobó la denominada ley de promoción que, básicamente, legalizó la provisión de juegos de azar en casinos dentro de las fronteras del país.

Se deberá aprobar una pieza legislativa por separado, la ley de implementación, antes de que pueda comenzar la construcción en las instalaciones de los casinos. Se cree que el gobierno aprobará ese otro proyecto de ley el próximo año.

La pieza legislativa establecerá el marco regulatorio bajo el cual se regirá la industria del juego en el país. También proporcionará información sobre las zonas preferidas donde se ubicarán los primeros centros de apuestas. Se cree que el gobierno dará el visto bueno a la construcción de dos complejos integrados en dos partes diferentes de Japón.

Según los analistas, el mercado de los casinos del país podría rondar entre $5,000 y $20,000 millones, cuando los dos complejos de casino se encuentren en pleno funcionamiento. Si el gobierno aprueba la ley de implementación el próximo año, se estima que los futuros complejos de casinos no abran sus puertas antes del 2023 o incluso del 2024.

Fuente: casinonewsdaily.es