actualizado: 15 Oct 2018

Boletín diario con las últimas noticias del sector

Los fondos toman el control de Codere y nombran presidente a Norman Sorensen

Los fondos oportunistas Silver Point, Abrams Capital y Contrarian, que controlan un 40% de Codere, han destituido a José Antonio Martínez Sampedro como presidente de la compañía y han designado en su lugar a Norman Sorensen, que no tendrá poderes ejecutivos.

En una reunión del consejo de administración de Codere celebrada esta tarde, los fondos oportunistas han tomado el control de la compañía de juego y, junto al cese del presidente, han despojado también del cargo a Luis Javier Martínez Sampedro, que ejercía de vicepresidente. De este modo, los dos hermanos, miembros de la familia fundadora de la empresa, pierden sus funciones ejecutivas aunque se mantienen en el consejo.

Vicente Di Loreto. nuevo Director General de Codere

Los fondos, que tienen tres consejeros y cuentan con el apoyo de otros tres, han designado además a Vicente di Loreto, un exdirectivo de Codere en Latinoamérica, nuevo director general de la empresa. Di Loreto ejercerá funciones propias de un consejero delegado, aunque sin asiento en el consejo de administración, mientras que Sorensen asumirá la presidencia sin responsabilidades ejecutivas.

Norteamericano de origen uruguayo, Sorensen es consejero independiente de Codere desde 2016. Está vinculado al mundo financiero y de los fondos de inversión. Ha desempeñado puestos de responsabilidad en firmas como Principal International, AIG o Citigroup, y en la actualidad es vocal de Insperity y Encore Capital.

La reunión de hoy del consejo de administración ha permitido a los fondos oportunistas que entraron en la reestructuración de Codere asumir la gestión de la empresa, pero no pondrá fin a la pugna por el control, ya que los Martínez Sampedro tienen previsto impugnar las decisiones del consejo y desatar una batalla jurídica en la que se denunciará el incumplimiento de los pactos entre accionistas. La familia se resiste al perder el poder en una empresa que fundó hace casi 40 años junto a los Franco.

La empresa es una de las mayores del sector del juego de España, junto a Cirsa, y la única cotizada. Tiene un valor bursátil superior a los 1.000 millones de euros y, desde el acuerdo de reestructuración con el que evitó el concurso de acreedores en 2016, ha duplicado el precio de sus acciones.

La batalla por el control estalla casi dos años después de un acuerdo de reestructuración en el que, tras el canje de 750 millones de deuda por acciones, una quincena de fondos se hizo con el 75,1% del capital. Los Martínez Sampedro han logrado recuperar un 19,4% pese a la fuerte dilución inicial, que había dejado en el 2% la participación de los antiguos accionistas. Con un porcentaje cercano al 20% y conforme al pacto de accionistas de abril de 2016, las familia había podido mantener las riendas de la empresa hasta ahora.

Fuente: Expansion.com

Composición del consejo de administración y Cambios en los cargos del Consejo y primer ejecutivo; modificación del Reglamento del Consejo y del pacto de accionistas.

(Comunicado a la CNMV)

Etiquetada bajo