Casino Veneto
Casino Veneto

Las apuestas en los juegos de suerte y azar volvieron a caer en el primer mes de 2017, revelan las cifras de la Contraloría General de la República de Panamá.

En enero de 2017, el monto neto de los operadores de juegos de suerte y azar disminuyeron aproximadamente $700 mil, equivalente a una disminución de 2%.

Los juegos se suerte y azar que provocaron la caída de la actividad fueron el hipódromo y las mesas de juegos. En enero, las apuestas cayeron 18.8% en el Hipódromo Presidente Remón y en las mesas de juegos se redujeron 29.7%.

Por el contrario, aumentaron en las salas de bingos (36.4%), las máquinas tragamonedas tipo A (3.3%) y las salas de apuestas deportiva (29.9%).

TENDENCIA

Las estadísticas oficiales revelan que la mala racha de esta actividad económica inició en 2015. Este año, el monto neto de las apuestas en juegos de suerte y azar cayó 4.1%. Luego, en 2016, los resultados continuaron deteriorándose, y las apuestas mermaron 1.7%.

De continuar la tendencia de enero 2017, este podría ser el tercer año consecutivo que las apuestas en juegos de suerte y azar muestren resultados adversos.

ASAJA RESPONDE

‘Los números son verídicos, son ciertos’, afirmó a La Estrella de Panamá el presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja), Antonio Alfaro, quien no quiso profundizar en el tema porque, aparentemente, en este momento hay una nueva posibilidad para conversar.

Agregó que ya han tenido varios acercamientos y presentado varios estudios para buscarle una solución al tema, pero todavía no se ha obtenido una respuesta.

Por ello ‘estamos tratando de presentar un nuevo estudio y sugerencias a la Junta de Control de Juegos para ver si se puede determinar cuál es la razón de la disminución de los ingresos de los juegos de azar, y solucionarlo’, adelantó Alfaro.

Según Alfaro, hace seis meses presentaron algunas sugerencias que incluían aplicar el impuesto a otros sectores para reducir el monto que tienen que aportar las salas de juegos. ‘Cuando se afectaron las salas de juegos sugerimos que hay otros sectores que podrían aportar también a esos incrementos que se le dio a los jubilados, porque creemos que es responsabilidad de todos’.

También que el impuesto se aplique sobre las ganancias, los cuales incluso pueden ser mayores. ‘Que el que gane pague y el que pierda no tenga que pagar’, señaló Alfaro, destacando que dichas propuestas fueron presentadas formalmente pero ‘no han sido negadas ni tampoco aceptadas, todavía están en el tapete’.

La bajas en los juegos de azar se ha venido han registrado desde hace un año y medio, específicamente desde junio de 2015, cuando el Gobierno Nacional aplicó el impuesto del 5.5% a los jugadores para otorgarle el aumento del salario a los jubilados. ‘No vemos otra razón. No creo que sea la economía porque el jugador se ha ido a jugar a otro lado donde no tiene que pagar el impuesto y, además hay otros juegos’, ha afirmado.

Sobre el estudio, Alfaro dijo que todavía se están haciendo los análisis y se espera que se pueda tener para los próximos meses.