actualizado: 22 Jan 2020

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Los proveedores de datos deportivos luchan por sus derechos

Los dos mayores proveedores de datos a las empresas de apuestas deportivas están envueltos en una disputa que podría tener importantes consecuencias para el sector de 65.000 millones de dólares.

Según un documento al que ha tenido acceso el Financial Times, Sportradar acusa a Genius Sports -compañía que posee los derechos exclusivos de los datos de la Premier League del fútbol inglés a través de su socio FootballDataCo (FDC)- de tener «un monopolio ilegal de datos deportivos disponibles públicamente» que infringe la ley de la competencia de la UE. Este monopolio podría incrementar los precios de los datos y, como consecuencia, los precios de las apuestas. Por su parte, Genius acusa a Sportradar de obtener y hacer uso de datos de los estadios de la Premier League; según la ley, estos datos no pueden utilizarse con fines comerciales.

La cuestión de la propiedad y del precio de los datos deportivos es muy importante dado el auge de las apuestas en tiempo real (mientras se están disputando los partidos) y la gran demanda de los clientes de información en tiempo real en la que basar sus apuestas. Los clientes hacen apuestas por todo tipo de cosas, desde la velocidad a la que lanzará un jugador una bola de béisbol hasta el minuto en que se realizará el primer saque de esquina en un partido de fútbol. La casa de apuestas británica Bet365 señala que en 2018 sus clientes realizaron el 77% de las apuestas deportivas en tiempo real, lo que supone un gran crecimiento y hace que los datos recopilados de las ligas sean muy valiosos.

Además, un litigio en los tribunales británicos sobre este asunto tendría un efecto colateral en EEUU, donde las apuestas en tiempo real son especialmente populares.

Otro tema que ha añadido más leña al fuego es el acuerdo exclusivo que firmó Sportradar con la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) de EEUU el mes pasado. Sportradar afirma que este acuerdo no implica que tenga un monopolio, porque todos los partidos de la NFL se retransmiten en directo y cualquier persona puede acceder a los datos. Sin embargo, no todos los partidos de fútbol de Reino Unido se televisan.

Hay mucho en juego. La casa de apuestas británica William Hill estima el mercado de apuestas deportivas de EEUU podría ascender a 19.000 millones de dólares en 2023, uno de los más grandes del mundo.

Jeremy Kudon, socio del bufete de abogados Orrick especialista en el tema, señala que las ligas estadounidenses consideran que los datos deportivos son de su propiedad, lo que les daría un monopolio que les permitiría fijar los precios de estos datos.

Fuente: expansion.com

Etiquetada bajo