actualizado: 22 Apr 2021

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Los trabajadores del juego advierten que la Generalitat continúa poniendo en peligro el futuro de 8.000 trabajadores

Victor Duce denuncia «que el Gobierno de la Generalitat da la espalda a un colectivo que lleva más de 4 meses sin poder trabajar que se suman los cierres del primer estado de alarma.”

Los trabajadores del sector del juego privado de Cataluña están desesperados. Llevan sin trabajar desde el 16 de octubre y la Generalitat no ha hecho ninguna previsión sobre cuándo podrán volver al trabajo. Por este motivo, un centenar de trabajadores del Col·lectiu Català de Treballadors del Joc (Colectivo Catalán de Trabajadores del Juego – CCTJ) se ha manifestado hoy ante la sede del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Catalunya con el objetivo de «exigir la reapertura inmediata de los establecimientos de juego en Cataluña, que se detenga la discriminación contra nuestro sector y para pedir al Consejero Chakir el Homrani que interceda en favor de las familias que estamos en una situación extrema«.

La resolución aprobada el viernes por PROCICAT condena salones de juego, bingos y casinos a ser la única actividad diurna que se mantendrá cerrada en Cataluña.

Victor Duce, portavoz del CCTJ considera que «esta es una decisión que pone en peligro y al límite el trabajo de 8.000 personas. Además de los cierres del primer estado de alarma, ahora llevamos más de 4 meses sin trabajar y nadie nos ha dicho si lo volveremos a hacer”, ha señalado.

Para Duce es “inexplicable, desde un punto de vista sanitario, que nos mantengan cerrados No tiene ningún sentido que nos ahoguen de esta manera” ha dicho Duce, que ha añadido que» se ha demostrado que las salas de juego son espacios seguros, libres de Covid dado que, al margen de las acciones previstas en los protocolos sanitarios de cada compañía, hay un control estricto de acceso y aforo que hace un trabajador responsable de este control en cada una de las salas y que facilita la posibilidad de rastreo de los clientes si fuera necesario«.

En este sentido, el portavoz de los trabajadores recuerda que los locales donde trabajan «son espacios en los que no hay una gran concentración de personas y donde se garantizan las distancias de seguridad, la ventilación y renovación del aire de los locales, la toma de temperatura, el uso de mascarilla y la desinfección de las máquinas y mesas después de cada uso«. De hecho, asegura Duce, «no se ha detectado ningún foco de contagio en ninguna de las salas«.

Etiquetada bajo