actualizado: 27 Jan 2021

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Los trabajadores del juego privado quieren que Cataluña reabra las salas de juego como se ha hecho en Euskadi

Victor Duce recuerda que los locales de juego privado «son los únicos establecimientos que identifican a sus clientes para poder hacer el seguimiento y trazabilidad en caso necesario, como defiende el Secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon».

Los trabajadores observan «desviación de poder» en la decisión de la Generalitat. «Si en Euskadi podemos trabajar, ¿por qué no en Cataluña?»

Los trabajadores y trabajadoras del sector del juego en Cataluña han pedido al Gobierno de la Generalitat que reabra los establecimientos de juego tal y como ayer hizo el Gobierno Vasco que ha autorizado, con algunas restricciones, la reapertura de casinos, bingos y salas de juego. Los trabajadores de Cataluña denuncian de nuevo que este sector es el único que no aparece en ninguna de las cuatro fases de desescalada previstas por el Gobierno catalán.

Los bingos, casinos y salas, junto con otros sectores, cerraron el pasado 14 de octubre por el segundo confinamiento decretado por la Generalitat. Después de seis semanas de cierre obligatorio, restaurantes, teatros y cines han vuelto a la actividad mientras que el sector del juego es la única actividad diurna que sigue sin tener una posible fecha de reapertura.

El portavoz de los trabajadores, Víctor Duce, ha señalado que es imposible explicar que en Euskadi y en otras Comunidades Autónomas «se permite la actividad y en Cataluña no. No se trata de una medida sanitaria contra el Coronavirus, sino de una actuación discriminatoria contra el sector».

En este sentido, el portavoz de los trabajadores ha recordado que el propio Secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, decía, en una entrevista reciente en la Cadena SER, que la hostelería y los comercios no son focos de contagio pero que lo más importante es poder identificar clientes para poder hacer su seguimiento y trazabilidad, «lo que sólo podemos garantizar los locales de juego donde hay un registro obligatorio de entrada».

En Cataluña hay más de 8.000 personas que trabajan en el sector del juego privado que genera también 28.000 empleos indirectos. Las trabajadoras y trabajadoras del sector consideran que el suyo es uno de los sectores que mejor ha adaptado los planes de salud y seguridad para proteger y transmitir confianza a los propios trabajadores y a los clientes desde el primer momento de la reapertura. «Se han establecido protocolos y medidas que van mucho más allá de lo estrictamente obligatorio por ley: control de temperatura, instalación de mamparas de separación, garantía de mantenimiento de las distancias físicas y constante ventilación y renovación del aire, entre otros «, recuerda Duce.

«No entendemos que el Gobierno nos condene a permanecer cerrados teniendo en cuenta que el sector contribuye a la administración con más 225 millones de euros en impuestos anuales» concluye Duce.

Etiquetada bajo