Las camisetas de los clubes reflejan la moda en el diseño, pero también en los negocios, con la irrupción de marcas emergentes y digitales que buscan repercusión en el fútbol.

Cae la industria tradicional, desaparecen, por regulación, las casas de apuesta, se mantienen las aerolíneas, especialmente las de Arabia, y se exploran nuevos espacios en las equipaciones.

Con la nueva temporada, los clubes retocan el diseño de las elásticas y cambian también su principal fuente de ingresos por patrocinio, el que lucen en el pecho cada vez que salen al terreno de juego para defender sus escudos, el que les sirve para acometer fichajes.

En el mercado de los patrocinios, hay camisetas que siguen pendientes de un sponsor principal y otros ofrecen diferentes disponibles en las equipaciones: tanto en la propia elástica (mangas y espalda), como en pantalones y medias, o ropa de entrenamiento. La web sponsor.online ofrece este tipo de espacios en clubes de todo el mundo.

En esa plataforma que conecta clubes y patrocinadores, equipos como el SC Bastia (Francia), el KV Kortrijk (Bélgica), el Real Oviedo, el CD Leganés (España), el CD Santa Clara, el Rio Ave FC, el Vitoria Futebol Clube, el Académica OAF, el FC Paços Ferreira (Portugal), o el NK Lokomotiva Zagreb (Croacia) que tienen disponibilidad en sus equipaciones.

El rango de precios de los patrocinios en las equipaciones varía de un club a otro y, en el caso de la mencionada web, las escalas en las tarifas de sus anunciantes van desde los 5.000 euros a los 3 millones.

De patrocinador no ha cambiado el Real Madrid. El campeón de Europa y de LaLiga Santander seguirá luciendo la compañía aérea que viajó con éxito por España y el continente el curso pasado. En cambio, el Barcelona ha optado por renovar plantilla y también sponsor.

Su camiseta suena bien este curso con el acuerdo al que ha llegado con una plataforma de reproducción de música online, un patrocinio que va más allá de la mención principal en la elástica azulgrana y que le reporta al club unos 70 millones de euros anuales, más de lo que ha pagado por su fichaje más caro, el brasileño Raphinha o el doble de lo que abonó por Robert Lewandowski.

Transferencias de jugadores, pero también de patrocinadores. El que llevó seis temporadas el Barcelona ha hecho el mismo trayecto que el brasileño Neymar Jr o el argentino Lionel Messi. De Cataluña a París para lucir en el París Saint-Germain, que finalizó su relación con un grupo hotelero.

Como los parisinos y el Real Madrid, también publicitan aerolíneas otros colosos europeos como el Manchester City o el Milán.

Dinero contante y sonante, pero también lo hay virtual. Las criptomonedas y el metaverso desembarcan en el Atlético de Madrid, con un contrato de cinco temporadas que se estima en más de 40 millones por año al equipo que entrena el argentino Diego Pablo Simeone.

La temporada pasada, una de las grandes novedades de la Liga de Campeones de la UEFA fue la inclusión de los patrocinadores en la manga izquierda de las camisetas.

No competirá en la máxima competición continental el Manchester United, pero sí recibirá ingresos por la publicidad que llevarán sus jugadores en la manga, la de una empresa que ayudará al club a transformar sus operaciones y mejorar la experiencia futbolística de sus aficionados.

Fuente: yahoo.com