La inclusión de los eSports en los Juegos Olímpicos sufrió un fuerte revés, como era de esperarse, luego de la tragedia en Jacksonville, durante un torneo de Madden, con el anuncio del Comité Olímpico Internacional negando esta posibilidad a pesar de los beneficios que ofrece.

Y es que la idea no era popular entre los encargados del evento mundial ni entre los medios especializados en esta fuente (como ESPN), pero la importancia económica que los eSports han ganado en los últimos años son una razón de peso que obligó a, al menos, considerar la idea. Como ejemplo, a mediados del año pasado se consideró que el negocio de los eSports generará en el 2020 cerca de 1220 millones de dólares, pero en diciembre del 2017 se estimó que podría llegar a los 2,400 millones de dólares.

Con estas cifras, la Federación Internacional de eSports de Corea del Sur solicitó al COI el proceso para incluir esta actividad a los Juegos Olímpicos. De hecho, a finales de  julio de este año tuvo oportunidad de exponer sus ideas y todo los beneficios que traería, como los patrocinadores, la cantidad de participantes y la monstruosa multitud que los sigue. Al final del día, el bando gamer se sintió con esperanzas, pero un mes después las cosas cambiaron.

odo esto se fue al caño con el anuncio del presidente del COI, Thomas Bach, en el que afirma:

No podemos tener en el programa Olímpico un juego que promueve la violencia o discriminación. Los así llamados, juegos de asesinato. Ellos son desde nuestro punto de vista,  contradictorios a los valores Olímpicos y por lo tanto no pueden ser aceptados.”

De manera atinada, el periodista de Associated Press que lo entrevistó, le recordó al Presidente de la COIque él fue ganador de la medalla de Oro en esgrima, actividad que tuvo sus orígenes en actos violentos con espadas. A esto, Bach replicó que el deporte del esgrima es una expresión civilizada. Mientras que los egames se tratan de asesinar a alguien.

El tiempo lo cambia todo, y el dinero aún más. Veremos qué sucede en el futuro.Mientras tanto será importante que este terrible incidente sirva para ocuparse de manera más profesional de la seguridad en eventos que claramente generan los recursos necesarios para invertir en esa área.

Fuente: Associated Press