actualizado: 7 May 2021

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

«No somos youtubers»… los jugadores de póker exiliados enseñan las cartas

«El éxodo comenzó en 2012, mucho antes que el de los youtubers, y el motivo de su marcha fue la aprobación de la Ley de Ordenación del Juego, que limitaba totalmente el mercado y el dinero que se jugaba y empezó a gravar las ganancias.

 Eso hizo que los jugadores profesionales se fuesen. Nuestra actividad tiene una ventaja matemática limitada y si la gravas demasiado, la ganancia desaparece». Habla David ‘Luzago’ Cámara, ex jugador de póker, locutor -tiene un programa en Radio Marca-, que trabaja en dos casinos y que lleva casi dos décadas relacionado con el mundo del póker.

Reino Unido, Irlanda, Suecia o Dinamarca, Malta e, incluso, Filipinas o Macao son los destinos elegidos por muchos de estos jóvenes -algunos ya no tanto- debido a sus laxas legislaciones sobre el juego y no tanto por los impuestos. Pero también hay quien ha apostado por Andorra, como el catalán Edgard Cabacas ‘Odineh’, uno de los entrevistados por ‘Luzago’ recientemente.

¿Por qué Andorra?

Cabacas lleva cuatro años residiendo en el Principado y cree que la ventaja fundamental, al menos para él, es que estás dos horas de Barcelona y «puedes visitar a la familia». El catalán es coach, educador, caster de torneos, responsable de educapoker.com, en la que se enseña a jugar y se da información sobre el póker, y asesor de un buen número de jugadores que quieren residir en Andorra.

«Aquí en Andorra, como máximo, vas a pagar un 10% y en España puedes llegar al 50%, incluso más, según las autonomías. En España solo se puede jugar en dominios .es y aquí en el Principado también en el mercado .com, que son los sitios que eligen los grandes jugadores, por los mayores premios. En España, no puedes jugar torneos de más de 250 euros», aclara ‘Odineh’.

Un caster -locutor- de póker que reside en Reino Unido y que prefiere mantener el anonimato, confirma lo dicho por sus colegas. «Los impuestos -en la mayoría de los casos- son secundarios. Pero ya que tengo que emigrar, porque no puedo desempeñar mi profesión en mi país, buscaré un sitio donde las condiciones fiscales sean mejores. Pero la base de la emigración en los jugadores de póker viene dada por la Ley del Juego de 2012″.

Asegura que las ganancias no son tan elevadas como puede parecer: «Las cifras que se ven son los premios conseguidos en torneos en vivo, a eso le tienes que restar todas las veces que juegas un torneo y no entras en premios, la propia entrada y los gastos derivados… además, la mayoría de jugadores suele vender acción de sus torneos, para reducir el factor suerte, de este modo, los torneos más caros se suelen jugar por porcentajes pequeños, desde un 20 hasta un 50%. Puedes ganar un gran premio, hay españoles que lo han hecho, pero puede seguir una racha catastrófica y la ganancia se esfuma», asegura.

Los grandes premios

Adrían Mateos, uno de los jugadores españoles de póker más laureados y que más dinero ha obtenido en premios, marca con su exhaustivo trabajo una clara diferencia con las experiencias de los youtubers. Constancia, habilidad mental, horarios rígidos, viajes constantes… En una reciente entrevista publicada por Sport, Mateos admitía que «con trabajo se puede vencer a la suerte y que un jugador tiene que ser bueno en matemáticas, en psicología, en la gestión de banca, en la gestión de emociones, gestión del dinero… requiere muchas habilidades diferentes, por eso es complejo. Yo entreno entre 8 y 10 horas diarias».

Mateos, que reside en Londres y empezó a jugar al póker con 16 años, dejó su carrera de Económicas para dedicarse íntegramente a este deporte, que exige todo. Según la web TheHendonMob -la base de datos de jugadores más grande del póker-, ha cobrado en no menos de 157 eventos alrededor del mundo, por un total de 20 millones de dólares -16,7 millones de euros- . Eso le sitúa entre los 30 mayores ganadores de torneos en vivo de todos los tiempos. En 2013, con sólo 19 años, ganó el Evento Principal de la WSOP Europa por un millón de euros.

Póker en las redes sociales

Mientras, Elías Gutiérrez ‘Zer0s’, posiblemente el jugador más mediático e influyente, con 140.000 seguidores en Youtube, dónde tiene colgados decenas de vídeos, y 33.000 en Instagran, además de haber impulsado una de las mejores plataformas para aprender a jugar Zerospoker, se ha mostrado crítico con la restrictiva legislación española. Ahora vive entre Japón y Reino Unido, pero también lo hizo en Georgia. 

‘ZerOs’ destaca que en España es que no existe la compensación a años vista para el póker. «Una actividad como el trading, lo más parecido al póker, te podrías compensar durante cuatro años pérdidas y ganancias. Eso no existe en el póker, dónde las pérdidas se compensan en el año natural», señala.

Apunta que en países como Suecia, Finlandia o Dinamarca puedes jugar en cualquier casino europeo legal con impuestos 0%. En Alemania, asegura, no hay una legislación clara y apunta a un jugador alemán que se llevó ocho millones de euros sin pagar un solo euro. «En siete de cada diez países no tienen impuestos para el póker».

Los que se quedan en España

Pero no todos los jugadores profesionales de póker deciden abandonar España, pese a los inconvenientes. Es el caso de Miguel Teus, licenciado en Derecho, Máster en Bolsa y Junior MBA en el Instituto de Empresa, que da clases de póker vía online y tributa hasta el último euro que gana en España. «Los jugadores profesionales que nos quedamos aquí estamos pagando una cantidad de impuestos que no vemos reflejada. Tributes 1.000 o 25.000, no generas nada para la Seguridad Social, ya que cuenta como incremento del patrimonio», asegura Teus.

Destaca además que uno de los grandes problemas es no poder gestionar pérdidas y ganancias entre varios años. «Si un año gano 100.000 euros, y tributo 40.000, tengo un beneficio de 60.000, pero si al año siguiente por varianza, igual que en la bolsa, pierdo X dinero, acabo tributando con dinero que no he ganado realmente al no poder hacer ejercicios de 4 años por ejemplo. Se podría dar la incluso la situación de tener que pedir un préstamo para pagar las ganancias del año anterior», asegura.

«Otra de las dificultades que nos encontramos es que estamos en un mercado cerrado. Podemos jugar con franceses y portugueses, pero no podemos jugar en salas del resto del mundo o en Pokerstars, Winamax o Partypoker con personas de fuera, lo que afecta mucho a los niveles que puedes jugar», señala.

«¿Por qué me quedo en España? Por calidad de vida. Entiendo que haya mucha gente que pondere menos poder visitar a la familia en cualquier momento y disfrutar de lo que nos ofrece nuestro país, y miren por su economía y se marchen a un país donde su actividad les permita aumentar su patrimonio», concluye.

Etiquetada bajo