Un año más, fútbol, baloncesto y tenis, siguen siendo los deportes favoritos para los apostadores en España, aunque el voleibol fue el hit del verano.

Un año más, fútbol, baloncesto y tenis, siguen siendo los deportes favoritos para los apostadores en España, siendo el deporte rey el que copa más del 40% de importe invertido en apuestas durante el 2016 según las estadísticas lanzadas por la casa de apuestas RETAbet.es. Aunque esta situación es extensible a casi todas las comunidades, los madrileños no están muy de acuerdo, porque en esta Comunidad el baloncesto escala posiciones y sorprende con el sorpasso al fútbol y al tenis.

Parece ser que el voleibol se convirtió en el hit del verano del mundo de las apuestas, convirtiéndose en el cuarto deporte con más apuestas en 2016, por encima de la pelota mano vasca. Algo muy curioso entre los apostantes vascos, navarros y riojanos, que siempre han sido amantes fieles de este deporte con tanta tradición entre dichas culturas.

los apostantes también han sentido un atractivo especial por el balonmano, ya que junto al hockey hielo, se sitúan dentro de los diez deportes más apostados en el pasado año.

Los vascos sitúan a la pelota en el quinto puesto, mientras que navarros y riojanos la sitúan en la sexta y octava posición, respectivamente, apostando más a otros deportes como pueden ser hockey hielo y balonmano.

Que los riojanos inviertan más en sus apuestas a balonmano que a pelota puede no extrañar por su gran afición a este deporte, pero bien es cierto que en el resto del Estado los apostantes también han sentido un atractivo especial por el balonmano, ya que junto al hockey hielo, se sitúan dentro de los diez deportes más apostados en el pasado año según los datos de RETAbet.es.

A nivel estatal, el interés en las apuestas de ciclismo no ha traspasado la pantalla  y se ha visto superado por deportes como el béisbol, vóley playa y tenis de mesa. Vascos y navarros, con gran afición por este tipo de deporte, no se han sentido atraídos como años anteriores, bajando en el escalafón de las apuestas deportivas hasta situarse algo por encima de la mitad de la tabla.