actualizado: 18 Sep 2018

Boletín diario con las últimas noticias del sector

Nueva York va hacia la legalización de las apuestas deportivas

El proyecto de ley de Bonacic prevé enmendar la ley de las carreras de caballos y cría en el estado y las apuestas permutuales para regular las apuestas deportivas y para actualizar las provisiones legales actuales que permitirán a los cuatro complejos estatales de juegos de casino realizar apuestas deportivas en caso de un cambio en la ley federal.

EL proyecto de ley del Senado S7900 prevé un impuesto del 8,5% de los ingresos brutos de las apuestas deportivas en los casinos, junto a un 0,25% de tasa inferior al 2% de los ingresos brutos, abonable al estado para financiar a las instituciones deportivas en los costes relacionados con la integridad.

“El estado de Nueva York ha estado históricamente relegado en relación a la evolución del sector del juego, y ha sido en nuestro propio detrimento”, indicó el senador Bonacic. “Si se permite, las apuestas deportivas serán un potenciador de los ingresos para la educación en Nueva York”, añadió.

“Tenemos la oportunidad de garantizare nuestro estatuto de apuestas deportivas esté totalmente desarrollado y aborde las necesidades del estado y todas las partes interesadas para que podamos comenzar a trabajar, siempre y cuando podamos autorizar y regular las apuestas deportivas“.

El proyecto de ley prohíbe las apuestas en los eventos deportivos de los institutos y deja claro que los daily fantasy sports y las apuestas permutuales de carreras de caballos no están incluidas en las provisiones de apuestas deportivas, aunque también establece las circunstancias bajo las cuales los casinos pueden ofrecer apuestas permutuales en caballos.

Además, brinda a las instituciones deportivas la potestad de solicitar a la Comisión de Juego de Nueva York restringir ciertas apuestas en eventos deportivos.

La ley estatal de carreras, apuestas mutuas y crianza también se modificará para permitir que los casinos ofrezcan apuestas deportivas por móviles, sujetas a registro en la Comisión de Juego. Exigiría que cualquier proveedor externo que ofrezca una plataforma móvil de apuestas deportivas obtenga licencia como vendedora de casinos, con salvaguardas similares a las requeridas por los operadores online de deportes de fantasía.

Las apuestas móviles estarán disponibles para los jugadores mayores de 21 años que se registren en una cuenta de apuestas móvil en persona en un casino o una filial de un casino. Dichos afiliados estarían limitados a hipódromos autorizados, corporaciones de apuestas fuera de pista, operadores de video lotería en el hipódromo de Aqueduct y la Asociación de Carreras de Nueva York.

El proyecto de ley permitiría además la operación de quioscos de apuestas deportivas móviles de autoservicio por parte de los casinos en las ubicaciones físicas de sus afiliados.

A los cuatro casinos del estado de Nueva York se les concedió la posibilidad de ofrecer apuestas deportivas, a la espera de un cambio en la ley federal, como parte de la Ley de Desarrollo Económico del Estado de New York en el 2013. Después de esto, se produjo una audiencia ante el Comité Senatorial de Carreras, Juegos y Apuestas sobre apuestas deportivas, que identificó una serie de cuestiones pendientes que este proyecto de ley pretende abordar.

Se estima que la ley S7900 podría generar entre 10 y 30 millones de dólares anuales para educación en el estado de Nueva York.

Fuente: giespanol.com

Etiquetada bajo