La Corte de Apelaciones de Santiago admitió seis recursos de protección que buscan frenar el proceso de adjudicación de licencias de casinos municipales, donde el más apetecido es el de Viña del Mar. Privados alegan arbitrariedades de la superintendencia.

La licitación de casinos municipales, el mayor cambio a la industria de casinos introducido en los últimos 10 años, podría verse frenada por la Justicia.

En las últimas semanas, los actuales operadores de casinos Enjoy y Marina del Sol e Inversiones del Sur -que opera el recinto municipal de Puerto Natales-, han ingresado a la Justicia seis recursos mediante los cuales cuestionan las bases del proceso en marcha con el que se busca adjudicar a un nuevo operador para siete licencias.

La disputa entre las operadoras y la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) surge a raíz de las exigencias especiales que plantearan los alcaldes y que fueran acogidas por el Consejo Resolutivo durante la primera parte del año. Esto último tras el cambio normativo de la industria que entró en vigencia en agosto de 2015.

En su demanda, presentada a través de la concesionaria que opera el casino de Coquimbo, Sociedad Campos del Norte S.A., Enjoy acusa “graves vicios de legalidad y arbitrariedad” del ex superintendente de Casinos y Juegos (s) Karl Dieter Reyes. Lo anterior, pues a juicio de la operadora dos circulares técnicas fechadas el 17 de junio de 2016 vulnerarían garantías Constitucionales.

El recurso de protección está en plena tramitación, tras haber sido declarado inicialmente inadmisible. Sin embargo, a través de un recurso de reposición Enjoy insistió.

“En caso de mantenerse vigente la obligación de otorgar la opción de compra a la municipalidad, la faculta de disponer libremente de la propiedad que nuestro ordenamiento jurídico le otorga a mi representada quedará sujeta a la mera voluntad de la Municipalidad de Coquimbo, sin que existan reglas claras, lo que vulnera la garantía establecida en el artículo 19 N°24 de la Constitución”, sostiene el recurso de Enjoy presentado por el abogado Guillermo De La Jara.

“Es curioso que tanto los concesionarios que tienen casinos municipales, como los que no los tenemos alegamos que esto está mal”, sostuvo un alto ejecutivo de la industria que pide no ser identificado.

Marina del Sol, firma ligada a la familia Imschenetzky y al fondo canadiense Clairvesty que opera casinos en Concepción, Calama y Osorno, pidió frenar el proceso de licitación, al mismo tiempo busca acceder a las plazas municipales. La compañía interpuso cuatro recursos de protección por el proceso de adjudicación de los casinos de las comunas de Iquique, Coquimbo, Viña del Mar y Puerto Varas.

Respuesta de la autoridad. “Las empresas están en su derecho de presentar los recursos judiciales que estimen pertinentes que, por lo demás, son acciones comunes en este tipo de procesos. No obstante, es importante dejar en claro que la elaboración de Bases y Reglamentos para este proceso se realizó con participación de la industria y con la colaboración de distintos actores públicos y privados, de manera de resguardar los principios de transparencia y competitividad”, comentó la Superintendencia de Casinos de Juego.

Fuente: Pulso