actualizado: 22 Oct 2017

Boletín diario con las últimas noticias del sector

Un ovetense gana un juicio contra una casa de apuestas internacional

A comienzos del año pasado se disputó el partido de la Liga Española de Fútbol Barcelona-Valencia y el ovetense Bruno R.P. apostó 100 euros. Tras acertar, logró una ganancia de 2.555,56 euros, lo debido conforme a lo apostado.

La cantidad se le abonó por la compañía de juego en línea Bet356 mediante un ingreso en su cuenta. Sin embargo, para su sorpresa, la casa de apuestas retiró posteriormente el dinero.

Manifestó la existencia de un «error técnico», sin acreditarlo, y recalculó la ganancia, con un importe muy inferior. Bruno R. P. decidió reclamarle su dinero. La casa en un principio le ofreció 400 euros, y más tarde 700 por los daños y perjuicios ocasionados, pero nunca se mostró dispuesta a devolverle la cantidad que había ganado.

Ante esta situación, el ovetense acudió al despacho de abogados Bauche en Oviedo. Tras exponerles su caso, y a pesar de la inexistencia de anteriores sentencias a Bet365, decidió emprender la demanda. La letrada María del Mar Rodríguez Vega defendió los intereses del apostante y el juicio finalizó a favor del ovetense. Es uno de los primeros casos presentados contra Bet365 y con una victoria por parte del demandante como punto final.

Tras retirarle el dinero, la empresa le ofreció 400 euros y luego 700 como compensación

Bet 365 es una de las compañías mundiales líderes en el sector de juego en línea, con alrededor de siete millones de clientes en doscientos países. Con sede en el Reino Unido, es el servicio más completo de apuestas en directo, sean deportivas, de póquer, juegos de casino y bingo. Jugadores de todo el mundo apuestan cada día. Muchos ganan dinero, otros muchos lo pierden.

En el caso del ovetense, la única defensa de la casa de apuestas consistió en negar la legitimación pasiva, asegurando que el servicio de apuestas no lo ofrece la demandada sino una compañía británica denominada Hillside PLC. Pero esa afirmación no era correcta: el operador autorizado a quien el reclamante debía demandar era Hillside España Leisure, S.A., como finalmente se hizo. La Dirección General de Ordenación del Juego reflejaba que el dominio ‘www.bet365.es’ es propiedad de la mercantil Hillside España Leisure, S.A., que cuenta en España con licencia administrativa en materia de juego. Por lo tanto, la defensa fue rechazada y el juez condenó al acusado a pagar la cantidad de 2.555,56 euros. El despacho de abogados Bauche ganó el juicio y Bruno R.P. recuperó el dinero.

Puerta abierta

La abogada manifestó que «hay mucha gente descontenta con la casa de apuestas, incluso hay asociaciones de demandantes». Por lo que este caso ganado es posible que abra muchas puertas para jugadores que han sido supuestamente estafados por esta compañía de juego mundial y que quieren recuperar su dinero.

A su vez, explicó que en otros casos los jugadores que comienzan a ganar mucho dinero «son expulsados del juego, o las cantidades a apostar se les reducen, para que así no puedan seguir ganando tanto dinero». Es decir, se trata de empresas a las que «no les interesa la gente que juega bien», declaró. Los buenos jugadores no les benefician, al contrario, les hacen perder dinero. Pero «cuando se pacta algo en un contrato hay que cumplirlo», afirmó la letrada de la acusación.

Fuente: elcomercio.es

Etiquetada bajo