No se puede decir que Gerard Piqué tiene solo una pelota en la cabeza. Más allá de que sea uno de los referentes del Barcelona, el defensor demuestra diariamente que se ocupa en otras actividades, y en no todas tiene la idea fija de ganar dinero.

Lo ha dicho y es un hecho por verlo cada vez que puede, el poker es una de sus pasiones. Aprovechando que el Europen Poker Tour (EPT) llegó al Casino Barcelona, el central fue a tirar unas fichas. En realidad, las tiró todas, con un costo de 20.600 euros; eso es lo que perdió en unas horas de este miércoles.

El sistema de los torneos en vivo es así: un jugador paga la entrada correspondiente y a cambio le dan una cantidad estipulada de fichas. Cuando se le acaban, queda eliminado; si entra dentro de los primeros ubicados, cobra un dinero por puesto, si no, se va con los bolsillos vacíos.

Gerard está metido en la nueva Copa Davis de tenis

Eso le ocurrió a Piqué en el High Roller del EPT, torneo más caro de la grilla, con valor de 10.300 euros la entrada. El catalán quedó eliminado una vez (por el inglés Scott Margereson), y fue el primero en pagar frescos nuevos 10.300 euros para seguir en competencia. A las dos horas y media otra vez se quedaba en cero (cortesía del estadounidense James Romero).

Tras quedar afuera, el blaugrana se fue para su casa. Así, el DT Ernesto Valverde duerme sin frazadas, puesto que su dirigido tiene tiempo para descansar y este jueves no habrá inconvenientes en que esté a las 9.30 en la Ciudad Deportiva Joan Gamper para el entrenamiento con vistas al partido del sábado en el José Zorrilla ante Valladolid.

No tuvo éxito Gerard, quien en algún momento ha sonreído gracias a las cartas. En agosto del 2017, también en casino Varcelona, Piqué ganó 129.500 euros tras ser quinto en el PokerStars Championship, torneo con una inscripción de €25.000.

Fuente: msn.com