Grand Casino Escazú, Costa Rica

Los casinos volvieron a reabrir con un aforo del 50%, sin embargo, el cierre de siete meses de estos establecimientos trajo severas secuelas a la actividad económica costarricense.

Se calcula que las pérdidas para los proveedores nacionales en promedio fueron de ¢2.695 millones en servicios prestados a los casinos, es decir, alrededor de ¢385 millones mensuales, según estimaciones de la Asociación Costarricense de Casinos.
Entre los afectados que fueron considerados por parte de la organización se encuentran proveedores agrícolas, pesca, carne, bebidas, panadería, uniformes, café y otros servicios.

Otras de las pérdidas cuantiosas enumeradas por la asociación corresponden a los ¢200 millones que no ingresaron a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

DESEMPLEO

La Asociación Costarricense de Casinos estimó que, entre marzo y octubre, alrededor de 2.000 empleados se quedaron sin trabajo.
Fue tanto el impacto de la crisis económica que la mayoría de los contratos laborales fueron suspendidas, mientras que a otro grupo de colaboradores se les redujo la jornada entre un 50% y un 75%.

Ricardo Menéndez, presidente de la Asociación Costarricense de Casinos, manifestó que la apertura de actividades de casinos permitirá la reactivación de alrededor de 1.100 empleos.

Menéndez manifestó que con la reapertura deberán adaptarse a la crítica situación que enfrentan.
Señaló que dentro de las medidas novedosas destacan la colocación de mamparas de policarbonato que aísla al jugador al 100% del contacto con cualquier otro participante.

JUGAR SIN MANOS

Con el fin de evitar contacto directo con las personas y acatando los lineamientos establecidos por el Ministerio de Salud, se ofrece al usuario la opción de “jugar sin manos”. Esto quiere decir que el dealer recibirá el efectivo, procederá a la desinfección con lámpara ultravioleta antes de introducirlo al cajón y luego coloca frente al cliente al equivalente en fichas.

También habrá la opción de “mujer u hombre de verde”, figura encargada de suministrar mascarillas, guantes, pantallas faciales y alcohol en gel.
De acuerdo con los lineamientos de la cartera de Salud, no se permitirá la venta u obsequio de licor o cualquier bocadillo a quienes visiten los casinos.

De igual forma, deberán apegarse al horario de la restricción vehicular y queda prohibida la animación con grupos musicales que generen una aglomeración de personas.

Fuente: diarioextra.com