actualizado: 24 Mar 2019

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Rechazan ligar las ventajas fiscales al juego con empleo creado, calidad y estabilidad

El director de Tributos del Organismo Autónomo Servicios Tributarios (OAST), Emilio Fernández, ha concluido en un informe que “el número de empleados de una empresa y la naturaleza de los contratos laborales por ella formalizadas no son, en el ámbito comparado, el recurso empleado para afirmar tratamientos fiscales más favorables” como los que se pretenden introducir para el juego on-line y la actividad económica digital en general en la Ordenanza del IPSI.

Con ese argumento se va a rechazar la alegación formulada por el PSOE en la reunión de la Comisión Especial de Cuentas, que se reunirá el martes de la próxima semana como paso previo a la aprobación definitiva de dicha modificación en el Pleno de este mes de enero.

Según el dictamen de Fernández, “antes al contrario, y puesto en relación con lo previsto en el artículo 33.7 de la Ordenanza Fiscal reguladora del Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI), según la redacción que resulta de su aprobación provisional, la radicació real de la empresa en nuestra ciudad se postula como criterio suficiente en relación con los servicios enumerados en dicho apartado de forma coherente con lo previsto en la Ley 13/2011 de Regulación del Juego”.

Desde el punto de vista material no existe objeción legal al contenido de la propuesta planteada pero ha de ponderarse la circunstancia de que el legislador estatal ha condicionado la aplicación del tipo de gravamen bonificado en el Impuesto sobre Actividades de Juego”, advierte el informe, “a que las empresas estén domiciliadas fiscalmente en Ceuta y también realmente radicadas en nuestra ciudad”.

Por otro lado, para el directo general de Tributos “la exigencia de un determinado volumen de personal no tiene precedentes el ámbito de las normas reguladoras de los incentivos fiscales e introduciría una dualidad de regímenes difícilmente justificable” y se excluiría a las empresas que no llegasen a 49 trabajadores.

Puestos de trabajo, vara de medir preferida del PSOE

Los socialistas propusieron que para poder acogerse al nuevo tipo súper reducido del IPSI, las empresas de la economía digital tuviesen que cumplir varias condiciones como “haber dado de alta en la Seguridad Social un número mínimo de 49 trabajadores en el ejercicio de aplicación del tipo”. También que esas altas fuesen “contratos indefinidos y a tiempo completo” y que, para mantener el mismo tipo del 0,5%, no destruyesen empleo en años siguientes.

Sin probar que la publicidad genere más “conductas adictivas”

El director de Tributos del OAST también firma el informe que apuesta por desestimar una alegación de Caballas para “dejar sin efecto la aplicación del 0,5% como tipo de gravamen aplicable a la publicidad” con el argumento de que “se pretende incentivar fiscalmente la publicidad de las apuestas identificando tal pretensión con la promoción de la ludopatía en un contexto en el que determinados sectores plantean la prohibición de la publicidad de las apuestas”.

Según su dictamen, “el punto 6º del articulo 33 de la Ordenanza Fiscal reguladora del IPSI se refiere al servicio de publicidad prestado a cualquier destinatario cuya condición determine la localización en Ceuta de tal servicio, con independencia del objeto de la actividad a la que se dedique tal destinatario”.

La normativa estatal referente al juego dispone de herramientas de lucha contra conductas adictivas y pretender que el texto aprobado provisionalmente incentiva la ludopatía es una valoración cuyo análisis crítico no me compete”, razona el autor del informe, Emilio Fernández, que opina que para verificarlo “habría que disponer de datos fidedignos que indicasen que la medida propuesta supondría una proliferación de empresas operadora y que este incremento determine idéntico efecto en el número de conductas adictivas, no de usuarios”.

Fuente: elfarodeceuta.es

 

Related Posts

Etiquetada bajo