La Comisión del Juego de Reino Unido ha abierto una investigación sobre casos de apuestas relativos a la fecha de las elecciones generales que implicarían a personas vinculadas al Partido Conservador, entre ellas una candidata a diputada, Laura Saunders, y a su marido y director de campañas de los ‘tories’, Tony Lee.

La semana pasada, el asesor Craig Williams ya reconoció que había apostado que las elecciones serían en julio y se disculpó por el «error», pero en estos últimos días las pesquisas parecen haberse ampliado. El miércoles, se confirmó el arresto de un escolta del primer ministro, Rishi Sunak.

La Comisión sí ha confirmado a Sky News que examina apuestas relativas a las elecciones, para determinar si pudieron haberse cometido delitos, pero también ha aclarado que «no dará más detalles en este momento» porque «hay una investigación abierta».

Sin embargo, sí ha trascendido un nuevo nombre, el de Saunders, que trabaja para los ‘tories’ desde el año 2015 y aspira a entrar en la Cámara de los Comunes por la circunscripción de Bristol Noroeste. En su caso se suma que está casada con un alto cargo del núcleo electoral del partido, también señalado por su supuesta implicación y ahora de baja.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Reino Unido celebrará elecciones generales el 4 de julio, en virtud de una convocatoria anunciada el 22 de mayo por Sunak. Hasta entonces, el ‘premier’ se había limitado a asegurar en público que la votación tendría lugar en la segunda mitad del año.

Los laboristas, favoritos en estas elecciones, han pedido llegar hasta el final para depurar
responsabilidades y su líder, Keir Starmer, ha afirmado que Saunder «debería ser suspendida» como candidata. «Dice mucho que Rishi Sunak no lo haya hecho todavía», ha ironizado.