actualizado: 13 Dec 2019

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Se busca contra reloj una empresa para permitir que haya apuestas en el hípico de Cáceres

El adjudicatario abonará un canon de 3.000 euros a una firma autorizada por la Junta de Extremadura para su explotación

El Ayuntamiento ha puesto en marcha y contra reloj el proceso administrativo para contratar una empresa que organice el concurso nacional de saltos de Cáceres que se celebra en ferias. La particularidad estriba en que este año requiere contar con una firma especializada que se encargue de la explotación de las apuestas para permitir que las mismas se celebren.

En 2018, por primera vez en 75 años, el concurso hípico tuvo lugar sin que los asistentes al mismo pudieran apostar, una tradición de toda la vida en la ciudad, pero que la Consejería de Hacienda prohibió en aplicación de un decreto de 2014 para proteger a niños y adolescentes de posibles «conductas patológicas» relacionadas con el juego.

El caso provocó un fuerte enfrentamiento entre el Consistorio y la administración regional. Mientras que desde la Junta se indicó entonces que se limitaba a aplicar la normativa, el Ayuntamiento pidió que se rectificase y se permitiese mantener una tradición que, según la firma que organizó la última edición del concurso de saltos, Endurance Team, es la más antigua de España. El Ejecutivo local, del PP, cree que se discrimina a Cáceres con respecto a otras localidades extremeñas de distinto signo político. El ejemplo que se cita es el de Zafra.

La Junta desestima la solicitud del Consistorio de permitir apuestas sin tener que aplicar la normativa

El pasado 23 de noviembre la Dirección General de Tributos rechazó la solicitud del Consistorio de «excluir de la aplicación de la normativa de juego la celebración de apuestas en el concurso nacional de saltos». Contra esa decisión, el Ayuntamiento presentó un recurso de reposición, pero en febrero, de nuevo, se volvieron a desestimar los argumentos esgrimidos por el Gobierno local sobre la celebración de apuestas en el citado concurso hípico. La versión de la Dirección de Tributos es que detrás de esas apuestas hay un ánimo lucrativo ya que se ponen sobre la mesa cantidades de dinero que se pueden ganar o perder luego en función de lo que suceda en la pista.

Empresa registrada

Para permitir esa actividad, de acuerdo a la normativa vigente, se requiere una solicitud de autorización conjunta por parte de la empresa propuesta por la organización y el titular del establecimiento. La mercantil deberá estar inscrita en el registro de apuestas.

El Ayuntamiento observa que se acerca la feria de San Fernando, que este año se celebrará la última semana de mayo y el primer fin de semana de junio. Por ello, ha abierto el proceso para la contratación de una empresa que se ocupe de la organización y desarrollo integral de la que será la edición número 76 del concurso hípico. El presupuesto fijado es de 25.495 euros. Es la cifra que emerge del estudio económico de esta cita, en la que se calculan costes de 67.000 euros.

Será el adjudicatario de ese contrato el que deba gestionar la nueva situación. El Ayuntamiento solicitará a través el IMD los permisos correspondientes para que los aficionados puedan apostar. No obstante, el adjudicatario del contrato deberá abonar un canon de 3.000 euros a la empresa autorizada por la Junta de Extremadura para la explotación de las apuestas, según el contrato de cesión que firme el Consistorio. El año pasado, tras conocerse la prohibición para apostar, los aficionados que acudieron al hípico se dedicaron a hacer porras sobre los caballos que saldrían triunfadores.

Fuente: hoy.es

Etiquetada bajo