Antes que comenzaran siquiera los partidos vespertinos de la NFL, todo estaba escrito, los corredores de apuestas de Nevada a New Jersey ya tenían grandes pérdidas en un domingo que terminó como uno de los mejores para los apostadores.

Fuentes de la industria en Nevada estimaron que las casas de apuestas del estado perdieron en el rango de 7 a 10 millones de dólares en total el domingo.

En los primeros partidos, los casinos se encontraron frente a fuertes apuestas por los Minnesota Vikings y Pittsburgh Steelers, dos selecciones populares que fácilmente cubrieron la línea. Su destinó fue sellado por los Kansas City Chiefs, el mayor favorito de las apuestas el domingo.

Kansas City cerró como favorito por ocho puntos sobre los Cleveland Browns y ganó 37-21. El 88 por ciento del dinero apostado sobre la línea en el William Hill de Nevada y New Jersey estaba con Kansas City.

«Ya estábamos acabados en ese momento», indicó el vicepresidente de carreras y deportes del MGM, Jay Rood. «Desastre».

Fue el tercer fin de semana negativo de manera consecutiva para los casinos, sin embargo, el domingo fue una clase aparte, algo para la historia para algunos corredores de apuestas veteranos. Rood, un corredor de apuestas con 25 años de experiencia en Las Vegas, dijo que llegó a su top-10 de domingos costosos. Un gerente del Caesars Palace indicó que fue uno de los peores domingos que podía recordar.

«Malo. Realmente malo», declaró el director de riesgo de operaciones del Caesars, Jeff Davis. «Ganamos una decisión clave hoy».

«No sé si hubo un mejor juego [para el casino]», refirió el director del Station Casino, Jason McCormick. «Tal vez los Miami Dolphins. Fue el peor domingo de la temporada».

Normalmente, un día lleno de favoritos que cubren la línea es la receta del éxito para los apostadores. Sin embargo, los favoritos terminaron apenas 6-5 contra la línea el domingo. Eso no importó.

«El público simplemente lo logró», sentenció el director de Boyd Gaming a través de un correo electrónico. «Tuvieron a los grandes favoritos –Chicago Bears, Chiefs, Carolina Panthers y Vikings– así como ligeros desfavorecidos, Houston Texans y Steelers. Y muchas altas.

Los desfavorecidos Saints vencieron a los Rams, 45-35, y los Patriots cubrieron la apuesta en su triunfo 31-17 sobre los Packers.

El daño no se limitó a Nevada. Las nuevas casas de apuestas en Mississippi y New Jersey también reportaron pérdidas el domingo.

«Bienvenido a las apuestas deportivas», dijo un corredor de apuestas de Nevada con una sonrisa.

Los apostadores necesitaban una buena racha luego de un duro comienzo en la temporada de fútbol americano. Los casinos de Nevada ganaron un récord de 56.3 millones en septiembre. Los resultados de octubre serán publicados más adelante este mes.

«Recibimos un gran golpe hoy», refirió Jay Kornegay, vicepresidente de carreras y deportes del SuperBook en el Westgate Las Vegas. «Podría ser una bola de nieve hacia el lunes. Lo bueno es que abriremos el martes».

Fuente: espndeportes.espn.com