El Senado del estado de Florida aprobó el proyecto de ley que amplía el juego en ese territorio estadounidense, permitiendo instalar tragamonedas y pistas de carreras de caballos en ocho condados.

Sin embargo, la medida podría no prosperar, en tanto la Cámara de Representantes, se prepara a votar su proyecto de ley, que «congelaría» todos los juegos de azar no permitiendo expansiones adicionales.

Con este proyecto aprobado por el Senado también se permitiría que los establecimientos pertenecientes a la tribu Seminole, puedan ofrecer dados y ruletas en sus casinos. Esta posibilidad ya había sido negada en el 2016, por la Legislatura.

El senador republicano de Bradenton, Bill Galvano, quien impulsa este proyecto de ley, dijo que traerá estabilidad al mercado de juego del estado, en el marco de varias batallas judiciales que están en curso.

Los republicanos del Senado y de la Cámara mantienen que todavía hay una oportunidad de llegar a un acuerdo antes de que termine la sesión.