Josep Barbal

SMI celebra 10 años de trayectoria inaugurando una nueva planta de montaje de 6000 metros cuadrados en Manresa.

Coincidiendo con el décimo aniversario de su fundación, SMI ha inaugurado unas nuevas instalaciones de montaje y logística dentro del complejo industrial de Oliva Torras Grup en Manresa (Barcelona), donde se desarrolla íntegramente todo el proceso de fabricación de los productos de SMI. Esta inversión ha sido necesaria para dar respuesta al incremento de la producción, reflejo de la buena aceptación que han tenido innovadoras propuestas de esta joven empresa por parte del sector del juego.

El acto, celebrado el 10 de noviembre, reunió a la totalidad del equipo humano de SMI y al equipo directivo de Oliva Torras Grup, del que SMI forma parte desde su fundación.

Los asistentes pudieron visitar las nuevas instalaciones de montaje y logística, las cuales ocupan las dos plantas de un antiguo edificio industrial de los años 70, totalmente renovado para su nuevo uso. Una vez finalizada la visita, tomó la palabra Josep Barbal, CEO de SMI, para agradecer el esfuerzo y dedicación a los presentes y a todas las personas que han contribuido al éxito de la empresa. Con sus palabras también reflexionó acerca del presente y el futuro que les espera. Por parte de Oliva Torras, asistieron Ramon Mandaña y Sebastià Catllà, consejeros delegados del grupo, quienes agradecieron la tarea de SMI y animaron al equipo a seguir con su camino, no exento de dificultades durante estos 10 años.

Y es que SMI fue creada en el año 2007, justo al inicio de un ciclo económico que ha resultado ser el más desfavorable de las últimas décadas. El grupo de fundadores, con Josep Barbal al frente, ya llevaba tiempo trabajando conjuntamente en el sector. El final de su anterior etapa creó la oportunidad de iniciar un nuevo proyecto, esta vez con el apoyo de Oliva Torras. Desde entonces, el objetivo de SMI ha sido ofrecer soluciones globales al sector del juego mediante la tecnología, productos y servicios. En el transcurso de estos 10 años, fabricantes y distribuidores han confiado no solo en su capacidad tecnológica y operativa, sino también en su conducta, siempre fiel a la confidencialidad, honestidad, integridad y al respeto. De esta manera, SMI se ha convertido en un colaborador estratégico para los principales actores del sector.
SMI cuenta con un equipo humano de 24 personas, de las que 16 trabajan de forma exclusiva en I+D+i. A fin de ganar flexibilidad y capacidad de respuesta, externaliza los servicios de producción.

Su actividad cuenta con dos líneas principales de actuación: el desarrollo de productos y soluciones para terceros y el desarrollo de productos propios. Como fabricante OEM (Original Equipment Manufacturer), SMI no comercializa a clientes finales, sino que focaliza su capacidad en crear soluciones diversificadas que contribuyen a la diferenciación de sus clientes.

Sus soluciones, al margen de liderar el mercado nacional, tienen una vocación global al estar pensadas para el mercado internacional. Junto con sus productos más conocidos, como la ruleta, SMI desarrolla y fabrica cajeros de gestión de efectivo para salones y sistemas de interconexión.

El sector del juego español es uno de los más atractivos para el resto de los fabricantes internacionales.

En este segmento, SMI desarrolla sistemas para la integración de plataformas de juego en el sector del casino y online para el mercado AWP.

Su estrategia de futuro pasa por seguir ofreciendo productos diferenciados, innovadores y de alto contenido tecnológico. Imaginan el futuro del juego como un mundo global en el que juego presencial y online compartirán espacios y experiencias de forma totalmente interconectada.