David Stern
David Stern, ex comisionado de la NBA, durante su intervención en G2E Las Vegas

El ex comisionado de la NBA, David Stern, fiero opositor en el pasado a la legalización de las apuestas en el deporte, señaló que su postura ha evolucionado a un punto en el que ahora espera que las apuestas deportivas se expandan en EEUU.

En una charla en la Gaming Blobal Espo (G2E) de la Asociación de Juegos de Azar de EEUU en Las Vegas. Stern señaló que la idea de que las apuestas llevan a cosas malas está “caduca”.

“No hablemos de los ‘demonios’ de las apuestas cuando se trata de deportes. La industria ha aceptado que una asociación de apuestas propiamente conducida servirá para proteger a los deportes.

Ahora, Stern apoya que se haga una enmienda al Acto de Protección a los Deportes g2e-2016-01Amateur y Profesional de 1992, que es la prohibición federal para que los estados patrocinen las apuestas deportivas y misma que fue creada por la insistente presión de las ligas deportivas, incluida la NBA.

La ley ha limitado las apuestas deportivas patrocinadas por gobiernos estatales a Nevada y en menor medida en Delaware, pero la gente encuentra pocos problemas para encontrar la forma de apostar a los deportes en EEUU.

La Asociación de Juegos de Azar de EEUU estima que 90 billones de dólares serán apostados en la temporada de futbol americano, la mayoría ilegalmente, en comparación a los 1.69 billones apostados en las casas de apuesta de Nevada durante la temporada en 2015.

“Uno termina con una propuesta que indica que existen las apuestas legales, pero hay una enorme cantidad que es aposrada ilegalmente. Esa cantidad no es regulada, no paga impuestos y las ganancias van a causas de origen dudoso y es bueno echar un vistazo a eso”, señaló Stern a ESPN.

El mensaje de Stern hace eco al de su sucesor, el actual comisionado de la NBA Adam Silver. Ambos sienten que un acercamiento del gobierno federal a las apuestas deportivas sería lo mejor, con el Congreso de EEUU creando una infraestructura reguladora y permitiendo que los estados y las ligas deportivas decidan incluirse o salir.

“Si un deporte dice, ‘No quiero que se apueste a mis juegos’, entonces deben tener oportunidad de salirse (del sistema). Si un estado dice, ‘No quiero tener apuestas en mi territorio’ por las razones que fueran, entonces no tiene por qué tener apuestas. Y eso realmente crea una situación favorable. Es una coalición de lo que se quiere y quien lo quiere”, señaló Stern.

Apoyar la legalización de las apuestas deportivas representa un cambio de idea dramático para Stern, quien tuvo que dirigir a la NBA a través de un escándalo por apuestas en la Liga. En 2007, se determinó que el réferi Tom Donaghy había dado información a los apostadores mientras también apostaba en juegos que él dirigía.

Stern dijo que la NBA estudió el movimiento de las líneas de apuestas y la estructura de las decisiones de Donaghy en la duela, pero casi 10 años después, Stern dice no estar seguro si cualquier mercado grande y regulado de apuestas en EEUU hubiera producido signos de advertencia en la actividad de apuestas del réferi.

El FBI, a raíz de otro caso, identificó el esquema de apuestas en el que estaba involucrado Donaghy.

“Seguimos el caso muy de cerca, durante la investigación y luego de conocer los hechos. Nos enfocamos muchísimo en tener análisis estadísticos significativos. Pero nunca se sabe”, agregó Stern.

Más recientemente, Stern también peleó en contra del estado de Nueva Jersey, que buscaba legalizar las apuestas deportivas y expresó preocupaciones serias sobre ´cómo esto “dañaría irremediablemente” a la NBA y su relación con los aficionados.

“La NBA no puede ser compensada en daños por las afectaciones que las apuestas deportivas posan sobre los lazos de lealtad y devosión entre los aficionados y los equipos”, escribió Stern en una declaración el 8 de agosto de 2012 sobre el caso.

“Una vez que esta relación especial se ha comprometido, la NBA habrá sido latimada irremediablemente de una forma que no puede ser calculada en dólares”, agregó.

Stenr dijo que la popularidad de los deportrs de fantasía ha ayudado a aliviar algunas de sus preocupaciones sobre los aficionados que arriesgan su dinero en el desempeño de un jugador o en los resultados de un juego.

“Cualquier barrera que haya existito, no existe ya. Así que, para mí, si diariamente van a jugar deportes de fantasñia, bien podrían legalizarse las apuestas deportivas”, enfatizó Stern.

Fuente: espn.com.ar

Vídeo de la intervención de David Stern