Más de 175 millones de dólares en garantías podría cobrar la Superintendencia de Casinos, producto del vencimiento de las boletas de Enjoy a fin de mes, y que podrían poner fin a la licencia del Casino de Viña del Mar.

Dentro de los próximos días la Superintendencia de Casinos, debería cobrar las boletas de garantía del grupo Enjoy y, por consiguiente, llevar a cabo el término de licencia en el casino de Viña del Mar.

Esto, en medio de la crisis económica que afecta a la empresa de juegos, en donde se mantienen analizando cuáles serán las fórmulas de financiamiento para asegurar sus operaciones a futuro.

Situación que, según acusa el presidente de la Comisión Investigadora de Casinos, el diputado Rodrigo González, podría haberse evitado, si se hubiese evaluado los antecedentes de la empresa y el déficit que mantenía al momento de renovar la licencia de 4 casinos en el año 2018.

Actualmente las boletas de garantía ascienden a 175 millones de dólares. Además, la empresa debe ejecutar obras y la oferta económica comprometida al Municipio de Viña del Mar.

Así lo dio a conocer González, quien agregó que la Superintendencia busca cambiar el método de las boletas de garantías por pólizas de seguro.

Según detalló el parlamentario, la deuda de Enjoy asciende a los 480 millones de dólares.

Además, denunció lobby por parte de las empresas de casino para influir en el futuro proyecto de permisos de juegos y licitaciones. Situación que catalogó como una estrategia desatada y descomunal, en donde, incluso, se han registrado reuniones con autoridades de gobierno.

Agregó que existe un grupo de casinos que quieren tener preferencia en la renovación de licencias de juego. Proceso que la Superintendencia deberá iniciar dentro de los próximos días.

Fuente: biobiochile.cl