actualizado: 31 Mar 2020

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Un informe reclama al gobierno de UK la condición de juego de apuesta para las cajas de botín

La presencia y efecto de las cajas de botín es una que ha disminuido en los últimos meses, sobre todo a raíz de que en el pasado ciertos casos extremos acabaran provocando grandes preocupaciones en el sector.

No obstante, la ligera reducción no implica la erradicación absoluta del problema, y es por ello que desde el Reino Unido, y específicamente Anne Longfield, máxima representante de la comisión infantil, se busca que las cajas de botín cuenten con la condición de juego de apuesta.

Otro interesante punto sobre el informe es el que el relata que incluso tomando acción, la educación pública debería encargarse de enseñar a los niños los problemas que podrían derivar de ‘amenazas’ como las cajas de botín. Ante todo lo expuesto por el equipo de la señora Longfield, un miembro del gobierno británico respondió asegurando que «Somos conscientes de que los niños deben ser protegidos de cualquier posible daño y consideraremos cuidadosamente las preocupaciones mostradas por este informe en relación a un comportamiento similar al de los juegos de apuestas«.

Veremos, pues, si con el tiempo desde UK acaban actuando de forma tan directa como con la apertura de una clínica para tratar a aquellos que puedan sufrir un posible trastorno de adicción a videojuegos. Lo que parece seguro es que, en cualquier caso, aquellos que trabajan en pos de un contexto más seguro para los jóvenes, no se detendrán hasta que se lleve a cabo una muy buscada acción.

Acorde con un nuevo informe de la señora Longfield (vía VGC), quien tiene como trabajo conseguir que se protejan y mejoren los derechos de los niños, incluso estos mismos se encuentran preocupados por unos efectos de los que en ocasiones ni llegan a percatarse -consecuencia de no querer quedarse atrás con respecto a amistades-. «Si llevas una skin predeterminada, eres basura«, comentaba un niño de 10 años. «A veces no te das cuenta de cuánto tiempo estás jugando… a veces te vas incluso a las 5 o 6 horas«, aseguraba un adolescente de 16 años.

Hay que destacar que el informe de Anne Longfield también revela propiedades positivas del juego en línea, como una potenciación en la sociabilidad de los usuarios así como en su capacidad para idear estrategias. Pese a ello, la postura es clara: es necesario tratar a las cajas de botín como juegos de apuesta. «Los desarrolladores y plataformas no deberían permitir que los niños progresaran en un juego al gastarse dinero, y el gasto propiamente debería limitarse a objetos que no se encuentran relacionados con el rendimiento«.

Fuente: areajugones.sport.es

Etiquetada bajo