El Juzgado de lo Social de Madrid ha estimado la demanda de CCOO contra la empresa propietaria del Gran Casino de Aranjuez, Comar Inversiones Capital, y declara injustificada la medida de regulación temporal de empleo (ERTE) de los contratos de trabajo de la plantilla, ha anunciado este viernes el sindicato.

En un comunicado, Comisiones Obreras indica que «la sentencia condena a reponer a las personas trabajadoras afectadas en sus jornadas de trabajo previas al ERTE, al abono del salario en su integridad desde el 1 de abril de 2022 y a la restitución de sus condiciones de trabajo».

Según han informado a Efe desde el sindicato, este jueves recibieron la sentencia fechada el 29 de julio, contra la cual cabe recurso por parte de la empresa.

Para CCOO, la resolución judicial “deja claro” que el análisis que realizó el sindicato durante la negociación “era el correcto y que las causas organizativas y productivas esgrimidas por la empresa se basaban en reducciones de actividad provocadas por la propia demandada, dificultando considerablemente la evolución normalizada de la actividad”.

El sindicato añade que en el proceso de negociación «no se facilitaron al Comité de Empresa los criterios de afectación y desafección de la plantilla», lo que provocó según CCOO la «indefensión» a la Representación Legal de las personas trabajadoras y «discrecionalidad a la empresa a la hora de decidir».

CCOO recalca que la utilización de los ERTE debe ser “responsable y desde luego nada oportunista” y añaden que “no es de recibo que la plantilla del Gran Casino de Aranjuez, que lleva afectada por un ERTE desde el inicio de la pandemia, siga sufriendo este tipo de medidas que se ha demostrado claramente injustificada”.

Fuente: lavanguardia.com