Si apuestas a través de Internet lo más probable es que tus datos estén guardados en el Túnel Admiralty situado en el Peñón de Gibraltar. Este pasaje subterráneo tiene una historia que se remonta a los años 40 del pasado siglo cuando el presidente estadounidense Eisenhower planeó desde allí un ataque al norte de África.

Ahora se le ha dado una segunda oportunidad y es utilizado por las empresas de apuestas para guardar a buen seguro los datos de sus millones de usuarios de todo el mundo. Lo que antes fue un túnel por el que pasaban militares ahora se ha convertido en el refugio de miles de cables y máquinas que no dejan de funcionar ni un solo segundo. Un túnel que tiene grandes medidas de seguridad para evitar ciberataques.

Las apuestas online se han convertido en un pilar más de la economía gibraltareña, numerosas empresas del sector han trasladado sus operaciones a la colonia británica para beneficiarse de los bajos impuestos que se pagan en el territorio. Las empresas de apuestas dan trabajo a unas 3.000 personas de una población total de casi 30.000.

Se puede afirmar que Gibraltar es la capital mundial de las apuestas online. Decenas de empresas como Ladbrokes, William Hill, Bwin.party o Bet365 tienen su sede operativa en la colonia a pesar de la imposición de un nuevo impuesto británico.

Los juegos no solo se reducen a las apuestas en partidos de futbol aunque son de lejos lo que más dinero mueve. También hay jugadores de bingo o de póker online. En los años noventa las apuestas se hacían por teléfono pero luego llegó el boom de las páginas web de apuestas deportivas y muchas de las nuevas empresas optaron por tributar en la colonia.

El negocio mueve billones de euros en todo el mundo, en España, se jugaron 6.564 millones de euros en Internet durante 2014, según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego. Más del 40% de las apuestas eran deportivas.