actualizado: 10 Aug 2022

n Recibir el Boletín diario con las últimas noticias del sector

Dreams presenta querella contra nuevo auspiciador de Colo Colo: otra ofensiva contra el juego online

A días de que Colo-Colo firmara el mayor acuerdo comercial en la historia del fútbol chileno con Coolbet, el nuevo sponsor llegó a la justicia.

El operador de casinos de los hermanos Fischer ingresó este martes una querella contra la plataforma por explotación ilegal de juegos de azar.

Además, la Fiscalía de Ñuñoa ya activó diligencias para recabar antecedentes en la ANFP y en seis equipos de fútbol.

Hace tres meses comenzó la batalla de los casinos establecidos contra las plataformas de juego online. Estos últimos habían crecido de manera exponencial durante la pandemia, habían ingresado como auspiciadores de equipos de fútbol, y las salas reguladas salían a hacerle frente. En marzo, Dreams –vía Monticello- ingresó una querella contra la gigante Betsson que justo en enero se había transformado en auspiciador de Colo Colo. Y ahora, un trimestre después, la ofensiva se agudizó.

El viernes, Colo Colo firmó el contrato de auspicio de camiseta más grande de la historia del fútbol chileno: selló un acuerdo por US$3 millones anuales con la casa de apuestas Coolbet. La compañía, de origen europeo, pasó a reemplazar a Pilsen del Sur como el sponsor principal de su camiseta. Y fue ahí donde Dreams puso ahora la mira.

A través de la sociedad San Francisco Investment S.A., matriz de Monticello, la compañía de los hermanos Fischer presentó este martes una acción judicial contra Coolbet. “Venimos en interponer querella en contra de todos aquellas personas que resulten responsables ya sea como autor, cómplice o encubridor, por los delitos previstos en los artículos 275, 276 y 277 del Código Penal”, se lee en la acción patrocinada por los abogados y exfiscales Vinko Fodich y Alejandro Peña ante el el 8° Juzgado de Garantía de Santiago.

Los artículos enumerados dicen relación con la explotación ilegal de loterías y juegos de azar, sin contar con autorización de parte de la Superintendencia de Casinos de Juego. Hoy, la regulación prohíbe el juego de azar, salvó excepciones que autoriza la ley y que recaen en la Polla, la Lotería de Concepción, los hípicos y los casinos. El resto no puede desarrollar el negocio de apuestas. De esta forma, actualmente el juego online en Chile es ilegal.

Las denuncias no son aisladas, desde 2019 la Superintendencia de Casinos ha presentado 22 denuncias contra tales plataformas, entre las que se encuentra justamente Coolbet, además de Casinoenchile, Juegaenlínea, Pokerenchile, Rivalo, Europacasino, Leovegas, Casinoonlineenchile, casino.org, Xandyxelo, Casinoalto, Casinosonline, Rojabet, Gate777, Betway, Betfaraon, Betfair, Jackpotcitycasino, Cyber.bet, mr.bet/cl y mr.bet/es.

Los hechos tras Coolbet

El 24 de junio –se lee en la querella de Dreams- la compañía tomó conocimiento a través de la prensa que Coolbet se había instalado en Chile, desarrollando su operación de juegos de casino, y además auspiciando al club Colo Colo.

“En la página de la empresa, es posible advertir que se ofrece al público chileno en general apuestas deportivas, casino, live casino y de deportes virtuales. En definitiva, se ha construido una verdadera plataforma de casino on-line, sin contar con las autorizaciones correspondientes de parte de la entidad reguladora competente en esta materia”, señalan.

Dreams acusa que la plataforma ofrece al publico distintos juegos de casino como póker, ruleta, blackjack y maquinas tragamonedas. “Estos juegos se están desarrollando en Chile al margen de la ley”, indican. Y suman una imagen de la web de Coolbet donde plantea que Chile ha sido habilitado por esta casa de apuestas para poder recibir y pagar apuestas en pesos chilenos. Ello, aunque -renglón seguido- añaden en la misma web que los sostenedores de la misma no poseen autorización en Chile para operar como casino. La licencia es de Malta.

“De su página web es posible constatar que Coolbet es auspiciador oficial además de Colo Colo, del club Deportes Quillón de la VIII Región, y además se promociona en Chile con figuras publicas como el ex futbolista Rodrigo “Kalule” Meléndez”, dice el texto.

En su sitio online no se advierte quienes serían los representantes en Chile, el vehículo jurídico a través del cual opera en Chile, ni el domicilio de la compañía. Sin embargo –dicen- para que haya podido celebrar válidamente los citados contratos debe tener algún tipo de existencia legal, que deberá ser material de la investigación de la Fiscalía.

La acción judicial pide que se cite a declarar al presidente de Blanco y Negro -sociedad tras Colo Colo-, Alfredo Stöhwing, justamente para que aporte antecedentes en esa línea.

Avanzan las diligencias

Los abogados de Dreams situaron la competencia en el 8° Juzgado de Garantía, por cuanto la Fiscalía de Ñuñoa ya inició la investigación de la querella previa contra Betsson, la cual la impulsa la fiscal Rossana Folli.

Fue justamente esta última quien el pasado 23 de mayo despachó una orden a la Bridec de la Policía de Investigaciones para que concurra a una serie de lugares con el objeto de recabar la mayor cantidad de información acerca de las plataformas Betsson y Betway –auspiciador de Everton, Unión La Calera, Coquimbo Unido, Ñublense y Audax Italiano-, especialmente su domicilio, forma de contacto, representante legal o cualquier dato que permita individualizar a las personas naturales que ejercen funciones en ellas.

Los lugares detallados a concurrir son la Asociación Nacional de Futbol Profesional (ANFP), Blanco y Negro -sociedad que administra Colo Colo-, Audax, Coquimbo Unido, Everton, Unión La Calera, y Ñublense.

“La Fiscalía ya instruyó la diligencia para allanar las dependencias de la ANFP”, señaló el abogado de Dreams, Vinko Fodich. Añadió que: “La diligencia, que se debería concretar en las próximas semanas, permitirá a la PDI buscar documentación que acredite los vínculos que tienen las plataformas de juego online con el fútbol chileno y con los distintos clubes deportivos del país, por ejemplo, los contratos comerciales. El riesgo para instituciones como la ANFP y clubes deportivos es que a partir de esos contratos que tienen suscritos se vean involucrados en delitos de lavado de activos”.

Etiquetada bajo