Las Grandes Ligas de Beisbol están insistiendo ante los ejecutivos de los casinos que la liga debería obtener una tajada de las apuestas realizadas en el deporte luego de la derogación de una prohibición federal de las apuestas deportivas.

Un ejecutivo de Grandes Ligas que habló el miércoles en la principal feria comercial de la industria de los casinos en Las Vegas también sostuvo que se debería exigir a las casas de apuestas que compren datos utilizados para establecer las probabilidades directamente de la liga.

Kenny Gersh es el vicepresidente ejecutivo de juegos de la liga. Él dice que una tarifa propuesta de 0.25 por ciento es esencialmente una regalía que las compañías de casinos deberían pagar si van a ganar dinero con el deporte.

Él dice que MLB cree que apostar en el beisbol no es atractivo para los consumidores masivos, solo para los apostadores incondicionales, y la liga podría ayudar a cambiar eso.

Una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos en mayo permitió a los estados unirse a Nevada para legalizar las apuestas deportivas.

Los casinos se han opuesto enérgicamente a los pagos directos a las ligas por apostar, y la MLB y otras ligas profesionales hasta ahora no han logrado convencer a ningún estado de incluir las tarifas en sus leyes.